Crecen las protestas de gremios opositores

Moyano evalúa marchar con la CTA; paro de estatales

Por Nicolás Balinotti |

Con los puentes de diálogo minados y sin interlocutores en la Casa Rosada, el gremialismo opositor vuelca sus reclamos a la calle y amenaza con una escalada de la conflictividad social. La tendencia quedará en evidencia pasado mañana, cuando unos 19 sindicatos vinculados al Estado activen un paro nacional que afectará a la administración pública y que contará con una movilización a las narices del edificio de la Jefatura de Gabinete de la Nación.

La protesta de los estatales es parte de la puesta en marcha de la "unidad en la acción" a la que convocaron el año pasado la CGT y la CTA opositoras. Justamente, la central que lidera Hugo Moyano evaluará hoy en una reunión de consejo directivo si es que se suman a la huelga que llamó el ceteísta Pablo Micheli para el 29 del actual.

Volcado casi por completo a la política y al armado de una alianza opositora al kirchnerismo, Moyano ya habría descartado apostar a la huelga del 29. De todos modos, la medida se debatirá esta tarde en Azopardo 802, a pesar de que el asunto no se mencionó en el temario de la jornada.

El pragmatismo gremial que logró unir a Moyano con Micheli podría abrir un paréntesis hasta que se acomoden las cartas electorales. Si bien sus caminos políticos e ideológicos se bifurcan, hasta el momento la alianza sindical se mantiene. Y una muestra de ello será el paro de pasado mañana de los 19 gremios estatales de la CGT y la CTA. Además, los dos referentes sindicales coincidirán mañana en el Congreso, en una sesión especial orquestada por diputados opositores para exigir que se traten proyectos vinculados a las asignaciones familiares, a los jubilados y al impuesto a las ganancias. Allí, tal vez se definan los pasos a seguir con respecto al paro del 29.

Se sumaron ayer a los reclamos de Moyano y Micheli otros dos conflictos: el del gremio de los telefónicos y el de los trabajadores de la empresa de alimentos Kraft. En el primer caso, demandan la reincorporación de unas 300 personas que estaban tercerizadas por la empresa Telefónica. Y en el caso de Kraft, reclaman un aumento salarial de un 35% y el pase a planta permanente de unos 100 empleados temporales..

Comentá la nota