En crisis con Cristina, la CTA de Yasky posterga la ley de libertad sindical

En crisis con Cristina, la CTA de Yasky posterga la ley de libertad sindical
La central trabó la paritaria docente y cuando se resuelva pedirá el reconocimiento que nunca tuvo. La bronca con Caló.
Hugo Yasky no está en su mejor momento con el Gobierno: su gremio, CTERA, paralizó la paritaria nacional; escuchó ignoto una propuesta de Cristina para penalizar los cortes de calles y, por si fuera poco, no encuentra aliados para retomar la discusión sobre la extensión de la personería gremial a todos los sindicatos.

Esa es la histórica pelea de la CTA que el kirchnerismo nunca le dio lugar y se especuló que podría hacerlo este año, como parte de la disputa de Cristina con la mayoría de los sindicatos históricos.

Pero nada de eso pasó: la presidenta se alineó con los gremios de la CGT que todavía la acompañan y enterró una vez más los reclamos iniciados por Víctor De Gennaro hace dos décadas y seguidos hasta hoy por Yasky, un aliado suyo con silla reservada en los actos políticos.

Yasky le había adelantado a LPO que planea presentar un proyecto para habilitar a que haya más de un sindicato por rama con posibilidad de discutir paritarias y aplicar descuentos, junto a otro que proponga un código de ética para regular el sistema electoral.

Lo ingresaría Edgardo Depetri, también de la CTA y activo diputado oficialista. Y ya tuvo reparos dentro del bloque: el petrolero mendocino Juan Dante González le anticipó a LPO que lideraría la resistencia adentro del Frente para la Victoria.

Pero la falta de señales del Gobierno los obligó a postergar la medida. “Vamos a presentarla en unos meses, cuando pasen dos o tres paritarias. Pero no la dejaremos pasar”, confirmó Yasky a LPO.

La tensión en su central ya no se oculta “Se puede entender que el Gobierno necesite gobernabilidad, pero tiene que tomar medidas de largo plazo si quiere garantizar un cambio en serio”, exigió a LPO su adjunto Pedro Wasiejko.

La confirmación de este proyecto le había alterado el inicio de año a todos el arco cegetista. Moyano y Barrionuevo reunieron un centenar de gremios en Mar del Plata y Antonio Caló se animó a declaraciones duras contra el Gobierno, como cuando dijo que los obreros se estaban muriendo de hambre.

Pero el Gobierno volvió a demostrar que no está dispuesto a dar el giro total contra los viejos líderes sindicales. Por acción u omisión, logró que Moyano y Barrionuevo suspendieran su segunda cumbre.

No sólo acercó posiciones con Caló y el resto de la CGT oficialista sino que el sábado Cristina pareció hablarles cuando reconoció “el alto nivel de afiliación” de los sindicatos del país, una cucarda que repiten los viejos líderes para justificar el régimen actual.

No fue el único palo que recibió la CTA. Cristina sorprendió al proponer una norma que castigue los cortes de calle, práctica habitual de los gremios sin personería; y puso como ejemplo la protesta del PST por la detención de los petroleros acusados del asesinato al policía santacruceño Jorge Sayago. La central de Yasky también se opuso a ese fallo.

La alianza de Cristina con sus socios cegetistas ya dejó marcas. Ninguno de sus gremios exageró en sus pretensiones salariales y el sábado tuvieron un palco reservado en el Congreso y presencia en la calle, junto a los militantes de La Cámpora.

Hasta Armando Cavallieri, de Comercio, nunca muy cercano al kirchnerismo, llevó militantes a la plaza de los Dos Congresos.

Ayer, en la paritaria docente, la CTERA, brazo principal de la CTA oficialista, fue la más intransigente: no sólo rechazó la oferta, que era esperable, sino que fue la primera central en rechazar la conciliación obligatoria.

“Los docentes demostraron masividad. El Gobierno tendrá que reiniciar la negociación”, sostuvo Yasky.

De profundizarse, el cruce ideológico con la CTA podría moldear el giro hacia el peronismo que pareció dar el kirchnerismo, cambio que Máximo Kirchner demostró no estar del todo convencido. Pero que su mamá considera necesario, al menos para negociar paritarias.

Comentá la nota