Cristian Jerónimo y el desafío de conducir una Juventud Sindical con el futuro como horizonte

Cristian Jerónimo y el desafío de conducir una Juventud Sindical con el futuro como horizonte

Sus primeros meses al frente del SEIVARA, la actualidad de la industria del vidrio y el compromiso de liderar a los jóvenes dirigentes del país.

A días de ser elegido como el nuevo referente nacional de la Juventud Sindical, Cristian Jerónimo habló con Mundo Gremial y expresó sus primeras sensaciones en esta “enorme responsabilidad” que afronta.

Jerónimo es el Secretario General del Sindicato de Empleados de la Industria del Vidrio y Afines de la República Argentina (SEIVARA), elegido para el cargo hace cinco meses por el voto directo de los afiliados.

En su trayectoria como dirigente del vidrio, enfocó su mirada en la transformación de la industria del vidrio y en la capacitación profesional de los trabajadores para prepararlos para la denominada Cuarta Revolución Industrial.

SEIVARA se convirtió en la punta de lanza en la transformación de la industria del vidrio con un fuerte compromiso en preparar a sus representados para afrontar el nuevo mundo del trabajo.

Sobre su cargo al frente de la Juventud Sindical, Jerónimo aseguró que apuntarán a “una conducción horizontal” con participación de jóvenes dirigentes de todo el país.

Mundo Gremial: ¿Cómo transitás estos primeros días como nuevo referente de la Juventud Sindical?

Cristian Jerónimo: “Mis compañeros me otorgaron una enorme responsabilidad y voy a dar lo mejor de mí. La idea es integrar a todos los sectores para generar una mesa horizontal de conducción. Somos un grupo de compañeras y compañeros comprometidos con el futuro de los trabajadores y la sociedad en su conjunto”.

MG: En un mundo laboral en constante cambio, ¿qué rol debe tomar la Juventud?

CJ: “Hay que prepararse para lo que viene, que es muy difícil, que va a estar signado por la cuarta revolución industrial y la inteligencia artificial, que va a impactar de lleno en el trabajo, y de esa manera, en el modo de representación.

Por eso nos tenemos que preparar muchísimo para defender los derechos que hemos conseguido en todos estos años, y para pensar en lo que vamos a necesitar en el futuro. Tenemos la responsabilidad de ser protagonistas de lo que viene, pero ya tenemos un presente”.

MG: Asumiste la Secretaría General del SEIVARA hace cinco meses, ¿cuál es la primera evaluación al frente del sindicato?

CJ: “La realidad es que me tocó asumir esta responsabilidad, en un momento difícil de nuestro país, de la industria, pero bueno, haciéndonos cargo de esta situación. Siempre digo que nosotros tenemos que trabajar para sostener la industria de nuestro país, nosotros somos un país industrializado por más que mucha gente o mucho político o política del exterior no le interese que nosotros seamos un país que nos terminemos de transformar, nos terminemos de posicionar como un país industrializado.

Muchas veces a nosotros nos quieren poner en ese lugar de que nos convirtamos en un gran centro de distribución del mundo y me parece que no es la manera. Argentina, en su historia, ha demostrado que la industria argentina y la mano de obra calificada del trabajador argentino es muy buena, así que desde ese lugar vamos a defender la industria, ayudando desde el lugar que podemos, con las herramientas que tenemos a las pequeñas y medianas empresas que la están pasando mal.

Tenemos que estar muy cerca de los trabajadores. Nuestro sindicato tiene personería gremial a nivel nacional, representamos a lo ancho y a lo largo del país, y la realidad es que en las provincias del interior la crisis o este “parate” se siente mucho más que en Buenos Aires.

Nosotros, desde ahí, desde nuestro lugar fortaleciendo a las seccionales para que estén cerca de los trabajadores también. Entendemos que este momento de incertidumbre que se vive día a día, es muy complicado.

MG: Es fundamental el papel de las dirigencias sindicales…

CJ: “Hay que entender que no es momento de bajar los brazos, dar las discusiones que hay que dar y trabajar para una Argentina mejor, para una Argentina que vuelva a ser productiva, que las industrias vuelvan a crecer. Yo entiendo que en esta coyuntura política, algunas veces cuando se habla de tal o cual presidente, digo en muchas cosas pienso totalmente diferente o estratégicamente de como trabaja este Gobierno, pero ojalá le fuese bien a este Gobierno, la realidad es que nadie quiere que le vaya mal.

Nosotros como herramienta transformadora, digo de los trabajadores y de las organizaciones gremiales, no le queremos hacer la guerra al Gobierno, sino todo lo contrario, pero hubo muchas muestras significativas de que el movimiento obrero acompañó y sigue acompañando, pero muchas veces te termina empujando el clamor o esa inestabilidad o esa incertidumbre que sienten los trabajadores día a día , que te terminan empujando a generar los reclamos genuinos.

Todos los días lamentablemente se pierden fuentes de trabajo, la realidad es que el salario por más de que uno no pueda estar discutiendo una paritaria, el porcentaje que uno saque no alcanza, esta realidad inflacionaria, esta bomba de tiempo en la que estamos sentados muchas veces termina perjudicando al trabajador.

Y bueno desde que asumí me tocó ese momento pero tampoco es algo que me preocupa, sino que me ocupa, porque uno esta acá para esas cosas. Para tener ese tipo de responsabilidades, y hacerse cargo de la situación en la que vivimos en este momento”.

MG: ¿Y en ese contexto, cuál es la realidad salarial y paritaria de la industria del vidrio?

CJ: “Nuestro gremio tradicionalmente firmó de manera semestral la paritaria, pero estamos peticionado que sean trimestrales para este año. Nuestras paritarias vencieron en marzo, a partir de abril empezamos a discutir y la realidad es que ya estamos ahí en tratativa de tener algún acuerdo cerrado y la idea es que sea de abril a junio trimestral.

Y este año, queremos que los cuatro trimestres estemos discutiendo, porque la realidad es que la realidad inflacionaria que estamos viviendo hoy la tenemos que ir llevando de esa manera, más con la actualidad de lo que le está sucediendo a la industria con un 10% de caída continua, que no levanta. No solo las diferentes ramas que representa la actividad, una de las ramas que más perjudicada hoy tenemos es la rama automotriz.

MG: ¿Por qué esta tan perjudicada la industria del vidrio?

CJ: “Porque se cayó la venta de lo automotriz y las terminales no están vendiendo y por ende a nosotros nos perjudica directamente, todo lo que es la producción de vidrios para los autos. No hay proyectos nuevos, mucho de los proyectos que estaban para hacerse acá se cayeron.

Hace pocos días que salió que el proyecto de Merdeces Benz, la Pick Up, que iba a ser en Córdoba, lo tiraron para atrás y ahora están viendo donde llevársela. Hacerla en otro país Brasil o México, es una locura, perder esas cosas para la Argentina estratégicamente es una locura”.

Coment� la nota