CTA criticó al municipio por carecer de políticas serias para revertir desocupación

Tras los últimos datos difundidos por el INDEC que ubican a Mar del Plata entre las ciudades con mayor índice de desempleo. Se hizo hincapié en el cierre de fábricas pesqueras y en la precarización laboral de cooperativas.
Los secretarios general y gremial de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) de Mar del Plata, Angel D´Amico y Guillermo Albanese, criticaron al Ejecutivo municipal y al Concejo Deliberante por no contar con políticas serias para solucionar el problema del desempleo que se registra en esta época del año.

“Los últimos datos difundidos por el INDEC reflejan que el nivel de desempleo en Mar Del Plata es del 11% en el segundo trimestre, a diferencia del 7,8% del primer trimeste festejado por el Intendente el 23 de mayo pasado, cuyos anuncios no se sostuvieron ni se mejoraron de parte de la Secretaria de Desarrollo Productivo porque en la pesca se siguen cerrando fábricas, dejando mano de obra desocupada y habiendo una gran precarización laboral por medio de pseudo-cooperativas”, expresaron los dirigentes de la CTA.

En esa línea, destacaron lo sucedido con la empresa Barilari que dejó a más de 170 familias sin trabajo, “pero también hubo otras fábricas como Cafiero que también fue tomada por los trabajadores y no tuvieron ninguna respuesta”.

En alusión al anuncio de la Secretaria de Desarrollo Social de formar cooperativas de trabajo con las organizaciones sociales, desde la CTA remarcaron que “eso también es precarización porque estos trabajadores hacen trabajos de mantenimiento para la comuna y el municipio lo utiliza para medir la baja de desocupación en la ciudad y además nos cobra impuestos por esos trabajos, mientras que los 1200 pesos que cobran los trabajadores es abonado por la Nación y el municipio no se quiere hacer cargo de la diferencia entre el salario mínimo vital móvil y lo que cobran”.

Más adelante, extendieron su crítica a los concejales de las diferentes bancadas al señalar que “no solo el ejecutivo no da respuesta, los concejales tampoco y el problema lo conocen y no han actuado en consecuencia”.

“A empresarios marplatenses le condonaron deudas municipales sin obligarlos a reincorporar a trabajadores que han sido cesanteados por estas empresas que muchas de ellas también reciben subsidios de parte del estado; es por eso que la problemática laboral que hoy padece Mar del Plata – Batán no debe tener color político porque tiene necesidades urgentes que con decisión se puede empezar a solucionar”, subrayaron.

Más adelante, consideraron que “no importa cual es el porcentaje exacto ó el lugar del ranking de desocupación nacional que ocupamos. Lo que importa es lo que es ovbio y es que en Mar del Plata hay mucha desocupación, pero también se palpa mucho trabajo en negro y trabajo precarizado. Y en este aspecto no hay que inventar nada, simplemente poner en marcha las herramientas de policía que tiene el Estado”.

En tal sentido, D´Amico y Albanese entendieron que “el Ministerio de Trabajo de la Nación debe dejar su papel testimonial de decir que combate el trabajo en negro y hacerlo realmente. Que los operativos para combatir el trabajo en negro y precarizado sean permanentes, implacables y efectivos. Los empresarios que cumplen con la Ley nada tendrán que temer. Pero de ninguna manera estamos de acuerdo en soportar trabajo en negro o precarizado a cambio de cantidad de puestos de trabajo”, graficaron.

“La CTA local, preocupados por la tasa de desocupación de Mar del Plata, está dispuesta a participar en una mesa de diálogo con todas las fuerzas políticas, sociales y gremiales de la ciudad para tratar de solucionar este problema porque el trabajo en negro, la precarización y la desocupación tiene que ser solucionado por la sociedad en su conjunto”, concluyeron.

Comentá la nota