Cruce entre Calcagni y Palau por los pases para discapacitados

El jefe de Sipemom aseguró que hay 450.000, pero el secretario de Transporte dijo que sólo existen 21.860.
El jefe de la CGT provincial y del sindicato de los choferes denunció un sorprendente dispendio en materia de pases para viajar en colectivo. Según Rodolfo Calcagni, en Mendoza, 450.000 personas viajan gratis en calidad de discapacitados. También dijo que un rápido relevamiento consiguió detectar y secuestrar 1.800 pases truchos en menos de 15 días.

Calcagni buscó demostrar de esta manera por qué hay déficit en el transporte. "Las partes se tienen que sincerar y que se subsidie solamente a la gente que se tiene que subsidiar", disparó el gremialista, y agregó: "En su momento dije que el transporte perdía 50.000 pesos por día, por eso se hizo un estudio".

Sin embargo, el Gobierno no avaló las cifras de Calcagni. Diego Martínez Palau, secretario de Transporte, sostuvo que en Mendoza hay solamente 21.860 pases para que viajen gratis los discapacitados, de un total de 36.600 personas con certificados de discapacidad.

Tampoco reconoció la cifra de pases truchos que Calcagni dijo haber secuestrado: a lo largo de 2011 se detectaron oficialmente sólo 254 pases, de 713 abonos irregulares.

Si bien el ministro de Desarrollo Social, Guillermo Elizalde, responsable por la emisión de los certificados de discapacidad, prefirió no participar en la polémica, informó a través de un vocero que los controles se reforzaron en 2009 debido a que se detectaron 1.700 certificados falsos.

Empresarios. AUTAM tampoco avaló la denuncia del gremialista. Al gerente técnico de la entidad que agrupa a los dueños de los micros, Oscar Razquin, la cifra de Calcagni le pareció exagerada y estimó que, por día, no se realizan más de 20.000 viajes de discapacitados en los colectivos de Mendoza. El número sería mucho mayor si hubiera casi medio millón de beneficiarios.

Por su lado, Martínez Palau sólo reconoció la posibilidad de que los discapacitados tomen 450.000 prestaciones al mes, ya que según los registros, realizan menos de un viaje por día.

Calcagni de todos modos defendió la denuncia ante cada consulta periodística que le realizaron durante el día. El sindicalista sostuvo que la crisis del transporte "no será tan terrible si se sinceran las cosas" e insistió en marcar que hay "una fuga" de recursos por la cantidad de gente que no paga el boleto.

Reclamó además que el Gobierno incluya a la media y larga distancia en el sistema prepago, un reclamo que tiene varios años.

Aunque también hubo una cuota de cuestionamiento hacia los dueños de los micros. Calcagni reconoció que el sistema "se está monopolizando" debido a que el empresario Sergio Pensalfine controla por lo menos tres grupos de colectivos.

Comentá la nota