Cruces entre Triaca y Baradel en arranque de OIT en Ginebra

Cruces entre Triaca y Baradel en arranque de OIT en Ginebra

El docente bonaerense aprovechó reuniones con el ministro y el director de la OIT, Guy Ryder, para exponer en persona las denuncias de la OIT contra el Gobierno por su política laboral y sindical.

El "espíritu de Ginebra" brilló por su ausencia ayer en los primeros cruces entre el Gobierno y el sindicalismo en la ciudad suiza, sede de la 106 conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). En la primera jornada de actividad intensa en el foro, del que participa una delegación argentina récord con cerca de dos centenares de miembros, los representantes de las dos versiones de la CTA aprovecharon sendos encuentros con el director de la OIT, Guy Ryder, y con el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, para protestar por la situación social y gremial en la Argentina.

El portavoz de los reclamos fue el docente bonaerense Roberto Baradel (Suteba), número dos de la CTA de los Trabajadores, que lidera Hugo Yasky. Los cruces entre el sindicalista y Triaca se anticipaban intensos a partir de la todavía no resuelta negociación salarial docente en la provincia de Buenos Aires, la decisión del Gobierno nacional de no convocar a una paritaria nacional y las denuncias de la administración bonaerense contra el dirigente y su organización.

El propio Baradel le contó a este diario que en el primer encuentro los dirigentes de las dos CTA le ratificaron a Ryder "las denuncias presentadas previamente ante la oficina de la OIT en Buenos Aires", relacionadas con "los embates fuertísimos que vienen sufriendo los trabajadores, los dirigentes sindicales y sus organizaciones". Precisó que entre esas imputaciones figuraron "las vulneraciones y/o limitaciones al derecho de huelga (uno de los temas que tratará la conferencia de la OIT) en casos como el conflicto bancario (el Ejecutivo nacional denunció a dos camaristas que le dieron la razón al sindicato) y el docente". 

También le comentaron al director del organismo multilateral sobre acciones como el descuento de días de huelga a trabajadores docentes, así como pagos extra para los educadores que no participaran en los paros. En la misma línea le recordaron el trámite de quite de personería gremial contra Suteba que inició la gestión de María Eugenia Vidal. "Nos escuchó muy preocupado por cómo se había deteriorado la situación de los trabajadores y el diálogo social en la Argentina. Se comprometió a seguir todos los casos y darles curso", agregó Baradel sobre el encuentro con Ryder.

Más tarde la Embajada de Argentina en Suiza organizó una recepción para la comitiva en el mismo edificio de la OIT. Allí los dirigentes de las dos CTA tuvieron un encuentro breve con Triaca. Cerca del ministro destacaron que el diálogo se concretó en buenos términos, y alegaron que Baradel llegó a reconocerle que días atrás su gremio pudo llevar adelante con normalidad las elecciones en las que obtuvo su reelección.

El docente, en cambio, destacó de ese diálogo otros ítems: "Le dije al ministro que no nos parecía adecuada la elección, para una jornada internacional contra el trabajo infantil que se hará en la Argentina en octubre, del predio de la Sociedad Rural como sede. Es en el ámbito rural donde justamente más se registra el trabajo infantil y se vulneran derechos", indicó.

Triaca aprovechó la oportunidad para anoticiar en persona a los dirigentes de la convocatoria al Consejo del Salario para el 27 de junio. En esa instancia, como sucede desde la reanudación de ese debate, en 2004, la CTA irá en calidad de invitada. Junto a Baradel se encontraban el telefónico Claudio Marín (Foetra) y el delegado del subte Roberto Pianelli (Agtsyp), por la CTA de los Trabajadores, mientras que a la cabeza de la delegación de la otra vertiente, la Autónoma, estaba José Rigane, de la Federación de la Energía (Fetera). 

Fuera de algunos chispazos la jornada se desarrolló con relativa calma, en particular la recepción organizada por la Embajada, en la que no faltaron los quesos suizos y el vino Malbec argentino. Algunos empresarios que concurrieron comentaban la novedad de que este año las autoridades de la OIT habían planteado una reducción de 7,5% en los sueldos de su personal estable, y con picardía marcaban la necesidad de llevar ese argumento a la reunión del Consejo del Salario.

Para hoy se prevé el discurso central de Triaca ante el plenario de la conferencia y un encuentro con toda la comitiva argentina, para entonces completa con los participantes inscriptos por la CGT y los gremios peronistas no alineados con el triunvirato.

Comentá la nota