Cruces de Suteba y Consejo por el estado de las escuelas

Cruces de Suteba y Consejo por el estado de las escuelas

A falta de un mes para que comiencen las clases, el estado de los edificios escolares vuelve a ser motivo de polémica: mientras que desde el gremio Suteba afirman que varias escuelas tienen “riesgo de inicio”, el tesorero del Consejo Escolar lo negó en forma tajante.

“Cuando volvamos a las escuelas a mediados de mes se sabrá cuánto mobiliario hace falta y cómo se usa el último subsidio, entregado en diciembre”, expresó a El Diario Liliana Montiel, secretaria general de Suteba Pilar.

No obstante, adelantó que en el sindicato “estamos viendo cuáles son las escuelas que tienen ‘riesgo de inicio’, es decir, aquellas en las que su estado hace peligrar el comienzo de las clases”.

Son edificios “con problemas de techos, filtraciones por las lluvias, baños y pozos desbordados... Son condiciones terribles”. Como ejemplo Montiel mencionó “a la Secundaria 13 de El Bosque y el Jardín 922 de Villa Rosa, donde el piso se está hundiendo”.

El subsidio antes mencionado se entregó a 30 entidades (Secundarias, Primarias y Jardines) y ascendió a 80 mil pesos. “Pero esto no soluciona absolutamente nada –opinó la mujer-. Hay que ver cómo usan esa plata”.

A su vez, comentó que “según el último relevamiento que hicimos, unos 2.600 chicos están en lista de espera para el Nivel Inicial. Así es imposible hablar de calidad educativa”.

 

Pedidos

Por su parte, el consejero Darío Pascual fue terminante: “Si se terminó normalmente en 2014, no debería haber problemas para empezar 2015. Hasta este momento no hay ningún riesgo para el inicio”.

Sin embargo, el funcionario reconoció que “hay deficiencias, más de 20 escuelas filtran agua, pero eso pasa en muchos edificios públicos. Atendemos a lo que dicen los gremios, que es muy importante, no vamos a desoír lo que digan”.

A su vez, recordó que el Consejo Escolar “sufrió una merma del ingreso por el Fondo Educativo, que es nacional y lo recibe el Municipio”, comentando que “el viernes hablé con Federico Achával para reunirnos y hablar de este tema”.

Y adelantó que se le pedirán al Municipio “entre 300 mil y 500 mil pesos para comprar mesas y sillas nuevas con el Fondo Educativo, más una partida para comprar calefactores y desagotar pozos. También hace falta refaccionar el techo de la Escuela 20 de Derqui”.

Pascual agregó a las siguientes obras: segunda y última etapa de la Media 5 de Villa Rosa; ampliación y refuncionalización de la Escuela 11 de Derqui; refacción de los baños de Escuelas 16 y ESB 12 de La Lonja y de la 24 de Lagomarsino; y calefacción de la Media 8 de Pilar.

“Hay que gestionar más allá de las diferencias políticas –dijo el consejero, alineado con Daniel Scioli y José Molina-. Lo más importante es que los chicos estén en las aulas”. 

 

500

Mil pesos le pedirá aproximadamente el Consejo Escolar al Muni-cipio para comprar mesas y sillas.

 

La pelea salarial 

Las condiciones edilicias no han dejado de lado la puja salarial entre Provincia y gremios docentes: este año las paritarias se han adelantado y, tras negociar en enero, el próximo encuentro será el lunes 9.

“No hemos tenido grandes novedades, pero una suma no remunerativa irá al básico, lo cual es un éxito –afirmó Liliana Montiel-. Las bonificaciones remunerativas son las que sirven para la jubilación, por lo tanto nuestros compañeros jubilados también lo perciben”. Y agregó que “también pedimos que haya más presupuesto para la educación, porque el último no registra más inversión en el área”.

La secretaria de Suteba Pilar reconoció que los docentes “sabemos que es un año electoral, es el momento de presionar para lograr todo aquello que queremos para nuestras escuelas. Van a hacer lo imposible para empezar el ciclo lectivo como corresponde”.

Por su parte, Darío Pascual espera “que el gobernador Scioli llegue a un acuerdo con los docentes y auxiliares, en el Consejo Escolar no nos vamos a meter con la problemática salarial”.

Palpitando la próxima reunión paritaria, Montiel indicó: “Esperemos que vengan con soluciones concretas que se puedan llevar a cabo, los docentes no pedimos lo que nos corresponde, ni más ni menos”.

Comentá la nota