Cuarto intermedio en el conflicto de guardavidas

Cuarto intermedio en el conflicto de guardavidas
Obtuvieron un 22% de aumento y una suma de 2000 pesos. Habrá una nueva audiencia el martes 11, para tratar el pago del trabajo de los 15 días de noviembre a los guardavidas de balnearios privados. También sigue la discusión por otro 8% de aumento para equiparar el salario con los guardavidas municipales.
Luego de una audiencia de más de 3 horas en la delegación del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires y con la intervención del propio ministro, Oscar Cuartango, se logró un compás de espera en el conflicto salarial que mantienen los guardavidas que trabajan en relación de dependencia con los balnearios privados de la ciudad. Los trabajadores del sector, agrupados en la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA), encabezada por Miguel Nieto, reclama las mismas condiciones laborales que sus pares municipales, cuyo sindicato -que dirige Néstor Nardone- participó en las negociaciones. La Cámara de empresas de Balnearios, Restaurantes y Afines (Cebra) estuvo representada por varios empresarios y por su presidente, Matías Machinandiarena.

Mientras duró la audiencia en la que las partes trataban un acercamiento en la oficina del delegado José San Martín, la avenida Luro, a la altura de España permaneció cortada por un grupo de trabajadores que reclamaba un aumento salarial del 31,7% y el pago de los 15 días de noviembre, que trabajaron, porque la modificación de la ordenanza municipal 14.269 así lo exigía y que los empresarios no quieren abonar porque consideran que no les corresponde. Para aceptar el cuarto intermedio y levantar el corte, los guardavidas obtuvieron un 22% de aumento salarial con el sueldo de diciembre y una suma de 2000 pesos por agente, que podría ser descontado con el sueldo de enero si en la próxima audiencia se estableciera que no corresponde su pago.

Además de estos 15 días adicionales de salario, quedó sujeto a negociación otro 8% de incremento salarial, a partir del cobro de los haberes de enero.

"No se solucionó el conflicto en forma definitiva, se ha pasado a un compas de espera en forma voluntaria, sin adoptar medidas de fuerza hasta el martes que se va a realizar una nueva audiencia. En ese lapso las partes van a negociar buscando coincidencias" reconoció el ministro Cuartango, quién se reunió con trabajadores y empresarios para ayudar a que se llegue a un acuerdo.

La intervención del funcionario provincial y del secretario de Gobierno, Airel Ciano, fue determinante para lograr que los empresarios accedieran al diálogo, ya que además del conflicto con los guardavidas, varios habían sufrido clausuras en el marco de los operativos conjuntos de AFIP, ARBA y la Agencia de Recaudación Municipal.

"Hubo muy buena predisposición, se los convocó -a los funcionarios municipales-, estuvieron, nos escucharon y resolvieron un tema que hubiera complicado la negociación porque estábamos dispuestos a no sentarnos a negociar en ese clima hostil", reconoció Machinandiarena.

Cuartango valoró el "gesto de buena voluntad" de los empresarios al otorgar una suma de 2000 pesos a cada bañero en conflicto y aclaró que "en caso de no corresponder será deducido con el sueldo de enero". Mientras, hasta el martes no habrá ningún tipo de medida por parte de los trabajadores.

"Todo conflicto puede evitarse o puede agravarse. Nosotros estamos satisfechos con la madurez con que han procedido todas las partes. Nos han dado tranquilidad para la semana que viene. Creo que se va a un camino definitivo de la concordia", reflexionó el funcionario provincial, quién manifestó el compromiso del gobierno bonaerense para mediar en la solución.

"Dispuestos al diálogo"

"Nuestra voluntad siempre es llegar a un acuerdo, no queremos vivir situaciones como las que se vivieron ayer -por el domingo- y hemos accedido a igualar los salarios municipales de diciembre para que los guardavidas cobren lo mismo y en una semana poder seguir negociando" indicó Machinandiarena al final de la audiencia. Agregó que "estamos dispuestos al diálogo, para encontrar una solución" apuntó a la "flexibilidad, tanto de nosotros como de la parte sindical, en pos de un beneficio para todos".

"Nosotros no hacemos nada fuera de la ley. Al contrario, generamos muchas más fuentes de trabajo que los guardavidas y nunca tuvimos problemas con nadie, no va a ser ahora cuando lo tengamos", apuntó.

En términos económicos el referente de los empresarios explicó que los concesionarios incrementaron "en promedio entre el 20 y el 22% el valor de las unidades de sombra en agosto y nos vemos en septiembre con un aumento de 30 días adicionales -de cobertura de servicio de guardavidas- que no los teníamos previsto y con un pedido de aumento que terminó en un 31,7% a partir de enero y está totalmente desfasado con los incrementos nuestros".

Machinandiarena recordó que a los balnearios del sur no les corresponde el abono de los 15 días de noviembre porque "la modificación de la ordenanza en septiembre fue del artículo 3 y los balnearios del sur están contemplados en el artículo cuarto" que fue modificado en diciembre. En ese caso, si les correspondería el pago de los 15 días más en abril, aunque sigue la discusión de la pertinencia, dado que "los balnearios del sur trabajan desde el 20 de diciembre hasta el 15 o 20 de marzo, después están cerrados".

Más allá de las cuestiones empresariales, los guardavidas se rigen por la máxima "igual tarea, igual remuneración" para que no haya diferencias entre los que trabajan bajo la órbita municipal y los que trabajan para los balnearios privados.

Por eso "seguimos negociando y seguimos confiando con todas las partes en que vamos a llegar a un acuerdo, por 15 días no cobrados y por el aumento salarial del 8%" indicó Néstor Nardone

Comentá la nota