Cuarto intermedio en el conflicto de los trabajadores universitarios

El próximo jueves retomarán las negociaciones. Si bien la propuesta que les acercaron las autoridades fue superior a la anterior, la misma sigue siendo “insuficiente”
En el marco del conflicto que mantienen los trabajadores Asociación del Personal de la Universidad (APU) con la Universidad Nacional de Mar del Plata, ayer por la mañana hubo una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo y posterior Asamblea Extraordinaria. Según informaron, se resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo jueves y, si bien le gestión presentó una nueva propuesta salarial, la misma fue caracterizada de “insuficiente”.

De acuerdo a lo que puntualizaron mediante un comunicado, las exigencias a tener en cuenta continúan siendo: “que se deje sin efecto, por escrito, en la próxima reunión en el Ministerio de Trabajo, los descuentos de los días de paro; la presentación de una propuesta superadora a la presentada por la Gestión. Facultar a la Comisión Directiva y la convocatoria a una nueva Asamblea Extraordinaria para el próximo miércoles 2 de mayo, a las 12 en el Rectorado”.

Al respecto, Anahí Tanguikian explicó a El Atlántico que la gestión de la Universidad Nacional de Mar del Plata se comprometió a llevar, respecto al incremento del 60% en los precios del menú del comedor universitario, una propuesta a la Comisión Asesora del Consejo Superior para que se revisen los montos que abonan los no docentes y así avanzar en la reducción de los mismos.

Por otro lado, “hubo un avance en la cuestión salarial cuando se propuso, mediante la firma de un convenio, asignar un monto de incentivo”. En relación a eso, Tanguikian consideró que si bien es bueno que hayan presentado una nueva propuesta, la misma continúa siendo insuficiente. “Exigimos un paliativo salarial de $1500 para los sectores más afectados por la inflación”, remarcó.

En esa misma línea, la gestión de la Universidad también se comprometió a retirar los descuentos por días de paro y los representantes aseguraron que han avanzado en soluciones por “los conflictos de hacinamiento, tanto en el edificio del Rectorado como en el del Colegio Illia”.

Por último, los trabajadores nucleados en APU reiteraron su pedido por la “asignación efectiva de la categoría a aquellos trabajadores que bajaron la misma y tienen el aval de su unidad académica respectiva”.

“Fuimos unos 250 compañeros y estamos muy contentos por la convocatoria y la repercusión; si bien vemos avances, todavía no estamos conformes por lo que vamos a seguir tratando de llegar a un acuerdo”, aseveró la representante de APU, quien también adelantó que están pensando en realizar algunas medidas “como el retiro de mobiliario de la sede del Rectorado u otras acciones, para que se sepa que seguimos luchando por lo que creemos que nos corresponde”.

Comentá la nota