Un cuarto de los usuarios sigue a pie

Un cuarto de los usuarios sigue a pie
Ni la Municipalidad de Córdoba, ni la UTA, ni la empresa Ciudad de Córdoba podían garantizar anoche, al cierre de esta edición, la normalización de los servicios de transporte urbano a cargo de esa firma, que estaban resentidos desde el mediodía de ayer, por reclamos salariales de los trabajadores.

Si el conflicto se extendía a las primeras horas de hoy el Ejecutivo ya adelantó su decisión de recurrir al Ministerio de Trabajo de la Provincia para pedir que se dicte la conciliación obligatoria.

Esa era una posibilidad latente, debido a que último momento delegados de Ciudad de Córdoba empezaron a sumar nuevos argumentos para su protesta, que ya de por sí era desproporcionada.

Además de la cuestión salarial, invocada por la conducción de UTA como motivo excluyente del paro, mencionaron hechos de inseguridad y falta de comodidades en las puntas de línea.

Uno de los delegados rozó el absurdo, al señalar que los baños de Ciudad de Córdoba estaban sucios y que varios compañeros tenían “hongos en las partes íntimas”.

Este nuevo conflicto deja muy mal parada a Ciudad de Córdoba, ya que es al menos la tercer interrupción de servicios que registra en los poco más de 40 días que transcurrieron desde que debutó el nuevo sistema de transporte urbano.

Además, esa firma es la única de las cuatro prestatarias que todavía no tiene su vínculo contractual perfeccionado y se maneja con una habilitación provisoria, hasta que cumpla exigencias que fijaban los pliegos de la licitación y con los cuales estaba en falta.

Si bien no hay información oficial al respecto y Ciudad de Córdoba ha ratificado su interés en seguir en el sistema, entre los trabajadores pululan versiones de que la empresa podría llegar a dejar el servicio.

El conflicto de ayer se desencadenó porque los choferes que perciben sus haberes a través de banco Macro (unos 500) no tenían depositado el sueldo, a diferencia de compañeros vinculados a otros bancos, que cobraron ya el pasado sábado.

Las empresas tienen hasta el cuarto día hábil para pagar (el plazo se cumplía anoche a las 24) pero en una particular interpretación de esa norma, la UTA paró desde el mediodía.

El secretario de Gobierno, Facundo Cortés Olmedo, dijo que Ciudad de Córdoba acreditó haber hecho transferencias bancarias y que la plata estaría anoche a última hora. Según UTA, eran entre 150 los choferes que no habían cobrado.

“Hasta que no cobre el último trabajador, el paro sigue”, dijo Adrian Lentini, vocero de UTA.

“Si la plata está, no hay razón para sostener una medida de fuerza que, además de intempestiva, es desmesurada”, se quejó Cortés Olmedo.

Comentá la nota