Cuestiona el Simape la firma del convenio para embarcados

Cuestiona el Simape la firma del convenio para embarcados
El gremio marplatense, enfrentado desde hace años con el SOMU, advierte que rechaza la validez de lo que se firmó en Buenos Aires y lamenta que se haya involucrado el municipio a través de Horacio Tettamanti.
La comisión directiva del Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape) dio a conocer un comunicado donde califica de "noticia desagradable" la reciente firma del convenio colectivo de trabajo entre sus adversarios gremiales del SOMU y las cámaras empresarias, con claro apoyo del municipio a través de la presencia de Horacio Tettamanti en el acto. "Hemos recibido la noticia desagradable de la firma de un Convenio Colectivo de Trabajo entre la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera junto a la Cámara Argentina de Armadores de Rada o Ría y Costeros, acordado con el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU)", dijo el Simape en un comunicado que firmaron Juan Domingo Novero (secretario general), Pablo Félix Trueba (secretario adjunto) y Rodolfo Chávez (secretario gremial).

"Como bien lo manifestara a varios medios gráficos el representante de la flota costera, Mariano Retrivi, se trabajó en base al convenio 335/2001, haciendo al mismo 'algunas correcciones para que el sindicato pueda tener un ingreso razonable para la obra social, y como algunos barcos trabajan menos, aseguran un mínimo de aportes'".

Pero "la contrapartida a ese acto es el complemento que las partes rubrican en una acta para sumar consensos tendientes a lograr una baja en los altos costos operativos -como ser el combustible-, reclamando medidas correctivas ante el Gobierno nacional", prosigue el documento del sindicato marplatense, que desde siempre mantiene una puja gremial con el SOMU por la representatividad de los marineros de la pesca.

El Simape recordó que la mencionada acta "lleva la firma de Mariano Retrivi, José Fichera y Franco Boccanfuso por la parte empresaria, y de Omar Suárez por parte del SOMU, teniendo como sostén del acuerdo la injerencia del secretario de Producción de la comuna y representante del Consejo Federal Pesquero por la provincia de Buenos Aires, Horacio Tettamanti, por pedido expreso del intendente municipal Gustavo Pulti, según reza el comunicado".

A continuación, recordó: "Es importante hacer memoria retrotrayéndonos al año 2000, cuando en el puerto de Mar del Plata, la conducción del SOMU local -liderada en su momento por Novero, Andrade y Ventura- llevaba a cabo una medida de fuerza para lograr un convenio colectivo de trabajo para la pesca costera, a raíz de haber conseguido la relación de dependencia con el decreto 701/99. Pasado unos meses de lucha, el SOMU central -a cargo de Omar Suárez- firma el convenio 335/2001 begin_of_the_skype_highlighting 335/2001 end_of_the_skype_highlighting a espaldas de los trabajadores, motivo por el cual la comisión del SOMU local se enfrenta con la central denunciando el CCT 335/2001, al que hace referencia Retrivi. Este hecho da el efecto en su momento, que termina con la expulsión de Novero, Andrade y Ventura del SOMU, por rechazar ese convenio a la baja que firmó Suárez".

Aquellos hechos fueron la carta natal del Simape local consagrando la ruptura con el sindicato madre. De ahí que "esta entidad gremial repudia y rechaza lo acordado entre las partes", en tanto "once años después se vuelve a repetir la nefasta historia y, sabiendo que el gremio del SOMU firma sin consultar, no puede el señor Tettamanti -y muchos menos en representación del intendente Pulti- hacer lo mismo sin conocer el efecto que esto ocasiona a los trabajadores" marplatenses.

Finalmente, los firmantes del Simape anunciaron que pidieron la intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación para que se le dé participación en la discusión paritaria, aunque "hasta el momento no hemos tenido respuesta".

"Viendo que el acuerdo celebrado entre las partes mencionadas se ha rubricado en la sede central del SOMU, en Capital Federal, pareciera que la vía de la negociación es otra", finalizaron.

Comentá la nota