Cumbre de la CGT este lunes, para avanzar o descartar al triunvirato

Cumbre de la CGT este lunes, para avanzar o descartar al triunvirato

La Confederación General del Trabajo debatirá este lunes en la sede porteña de Upcn la propuesta de reunificación con una conducción tripartira de Antonio Caló, Hugo Moyano y Luis Barrionuevo. Algunos sectores, como la UTA, son reticentes a la iniciativa.

La unidad de la Confederación General del Trabajo (CGT) reclamada tantas veces por las distintas corrientes sindicales tendrá un intenso debate este lunes, ante la posibilidad de un futuro triunvirato compuesto por actuales líderes de las tres fracciones Antonio Caló (CGT Alsina), Hugo Moyano (CGT Azopardo) y Luis Barrionuevo (CGT Azul y Blanca).

Esta posibilidad impulsada por algunos allegados a los jefes de las tres centrales cegetistas encendió luces de alarma en las principales corrientes gremiales que entienden que debe haber una renovación de dirigentes para conducir por los próximos cuatro años los destinos de una CGT reunificada.

Al respecto, este lunes se desarrollará una cumbre desde las 16 en la sede de la Unión Personal Civil de la Nación (Upcn), en Capital Federal. Ya se anticipó que no concurrirá el Movimiento de Acción Sindical Argentino (Masa), integrado por gremios como Smata, taxistas, ferroviarios, legislativos, petroleros, docentes, capitanes de ultramar, tabaco y químicos, entre otros.

De esta manera, si no ocurre otra deserción a último momento, partciparán los gremios nucleados con Caló (metalúrgicos), Moyano (camioneros) y Barrionuevo (gastronómicos), los independientes Andrés Rodríguez (Upcn), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Gerardo Martínez (Uocra); los veteranos Carlos West Ocampo (Sanidad) y Armando Cavalieri (Comercio); y los que integran la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (Catt) de Roberto Fernández(Unión Tranviarios Automotor) y Juan Carlos Schmidt (Dragado y Balizamiento)

Entre los disidentes al triunvirato se ubica Fernández (UTA), quien declaró este domingo a Télam que “la futura conducción de la CGT la van a decidir los cuerpos orgánicos, pero por mi parte creo que si vamos a hacer algo nuevo todo tiene que cambiar”.

Además, enfatizó que si bien habla “a título personal”, son “mayoría” los que comparten su pensamiento de que “tiene que haber gente nueva para que esto cambie”.

Así, se manifestó partidario de una conducción “con un solo secretario general y no un triunvirato, para tener una central obrera unida y sólida para terminar con los problemas puntuales de los trabajadores: la inflación y la falta de empleo”.

Entanto, anticipó: “Debemos discutir la necesidad de convocar en agosto a un plenario de secretarios generales de todos los gremios, fijar la fecha de un Confederal y la fecha de unCongreso Normalizador para elegir a las nuevas autoridades antes del 3 de octubre, que es cuando finaliza el mandato de las actuales autoridades”.

Coment� la nota