Más cuota para tentar a obras sociales

Más cuota para tentar a obras sociales

El incremento de 87 pesos mensuales que deberán oblar más de 1,5 millón de contribuyentes busca mejorar la retribución de las obras sociales para hacer un poco más atractiva la prestación de sus servicios a los monotributistas.

La AFIP incrementó ayer la parte del monotributo destinada a remunerar a las obras sociales de 146 a 233 pesos. En cambio, los otros dos componentes (el impositivo y el correspondiente a la seguridad social) se mantienen fijos. De esta manera, el valor de la cuota para la categoría B, la más baja del régimen, subió de 342 a 429 pesos, un 25,4 por ciento con respecto de la última modificación realizada en noviembre del año pasado. Como el alza es la misma para todas las categorías, los monotributistas que más facturan sólo se ven afectados con un aumento de 2,9 por ciento en la cuota, que avanza de 3003 a 3090 pesos. El nuevo importe comenzará a aplicarse a partir de los pagos correspondientes a septiembre. Además, el organismo recaudador actualizó los montos a pagar por el empleador de los trabajadores y trabajadoras de casas particulares.

En el régimen del monotributo están inscriptos alrededor de 2,2 millones de contribuyentes. La modificación que se dio a conocer ayer a través de la resolución general 3635 de la AFIP afecta a 1,5 millón de personas, que son las que pagan las tres partes del monotributo. En cambio, los monotributistas que además tienen una retribución en relación de dependencia, sólo abonan la porción impositiva. Ese segmento del monotributo es el único que crece a medida que sube la facturación y oscila entre 39 y 1600 pesos por mes, mientras que la parte correspondiente al sistema de seguridad social es fijo, de 157 pesos para todas las categorías, según la última modificación de julio de 2013. La norma publicada ayer aclara que “la AFIP está facultada a modificar los aportes al sistema jubilatorio en una proporción que no podrá superar el índice de movilidad de las prestaciones previsionales”.

En tercer lugar está el componente ligado a la obra social, que también es fijo. Ese pago subió en octubre del año pasado de 100 a 146 pesos y luego de la resolución de ayer llegó a 233 pesos. Como el aumento es homogéneo para todos los monotributistas, el impacto sobre la cuota final es mayor a medida que la facturación mensual es más modesta. El incremento anual en la cuota para la categoría más baja es del 45 por ciento.

La obra social del Sindicato de Comercio (Osecac) es la más grande del sistema, ya que cerca de 300 mil individuos aportan a través del régimen del monotributo. La lista de prestadoras de servicio de salud con mayor cantidad de monotributistas afiliados se completa con Osprepa (peones rurales y estibadores), Construir y Unión Personal. Uno de los objetivos de la suba del pago a la obra social es mejorar los incentivos de estas entidades a brindar cobertura médica a los monotributistas. A las obras sociales les corresponde el 90 por ciento del componente de salud del impuesto y el 10 por ciento restante se dirige a un fondo solidario para cubrir las patologías complejas cuyo tratamiento es más oneroso.

Por otro lado, la AFIP elevó el importe a pagar por los empleadores previsto en el Régimen Especial de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares. Modifica la Ley 26.844, sancionada en marzo de 2013 con el objetivo de incrementar la protección laboral en este rubro, donde la informalidad en el trabajo es de las más altas de la economía local.

Según definió ayer la AFIP, en el caso de un trabajador o trabajadora mayor de 18 años que desempeña su tarea durante 16 horas o más por semana, el aporte del empleador pasa de 100 a 233 pesos, de modo que el importe total a pagar sube de 135 a 268 pesos. Si la persona trabaja entre 12 y 16 horas por semana, el aporte sube de 15 a 35 pesos, con lo que el importe final lo hace de 39 a 59 pesos. En el caso de los que trabajan menos de 12 horas, el aporte sube de 8 a 19 pesos, y el importe, de 20 a 31 pesos.

Por los trabajadores que tienen entre 16 y 18 años, el importe a pagar para una jornada semanal entre 16 y 36 horas sube de 100 a 233 pesos. En estos casos el empleador se hace cargo enteramente del importe a pagar, porque no hay contribución del empleado. En el caso de los trabajadores jubilados, la resolución no introdujo cambios. Los nuevos montos para el servicio doméstico también comenzarán a regir a partir del 1º de septiembre.

Comentá la nota