La cúpula de la CGT marplatense se reunió con Scioli y enfatizó el pedido de que las clases comiencen en marzo

La cúpula de la CGT marplatense se reunió con Scioli y enfatizó el pedido de que las clases comiencen en marzo
La Confederación General del Trabajo que encabeza el secretario general Pedro Fernández no se rinde y continúa con el reclamo para que el próximo ciclo lectivo no empiece en febrero, tal cual ratificaron autoridades nacionales y provinciales. “Espero que no nos obliguen a tomar alguna medida de fuerza, que es lo que están esperando los trabajadores”, dijo el dirigente en diálogo con “el Retrato…”.
La CGT no se resigna. Continúa con el reclamo de que las clases comiencen en marzo y no en febrero, como autoridades provinciales y nacionales ratificaron días atrás. En ese contexto, la cúpula de la Confederación General de Trabajo se reunió este miércoles por la mañana con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, con la impronta de seguir dialogando y encontrar respuestas favorables.

Acompañado por Fabián Giovannieelo, Carlos Vaquero, entre otros, el secretario general, Pedro Fernández, dialogó con “el Retrato…” y expuso lo planteado ante Scioli. “Desde hace rato que venimos con este reclamo, de hecho hemos estado con Ignacio Crotto (secretario de Turismo) y Alberto Pérez (Jefe de Gabinete), de que las clases no comiencen en febrero. Eso se lo volvimos a reiterar a Daniel. Le demostramos que es un gran perjuicio para toda la zona turística, incluso para Mar del Plata”, fueron sus primeras palabras.

“Más allá de que hay una decisión muy firme de Nación”, subrayó, acotó que “todavía no hemos tenido respuestas de aquel foro multisectorial que llevamos adelante con la UCIP, semanas atrás. Pero sí nos enteramos, por los medios de comunicación, que no piensan cambiar la fecha de inicio”.

Igualmente, hasta acordarían comenzar una semana antes del pedido inicial: “Si históricamente comenzaron en marzo, por qué ahora tendrían que cambiar. Si hoy no hay más días de clase, es porque no se solucionan otros problemas”.

Firme y conciso, Fernández enfatizó que “el adelantamiento de clases perjudica a los trabajadores. Querer tapar la cuestión con el tema de los fines de semana largos, más allá de que sean beneficiosos para la ciudad, no alcanzan para los temporarios. No los compensan”.

Consultado por si ésta era una de las últimas grandes chances para mantener en pie el reclamo, sostuvo que “cada día se pone más difícil, pero no es porque esta CGT sea blanda. Si tenemos que hacer algún tipo de medida, la podemos hacer hoy, mañana o pasado. No pasa por ese lado. La cuestión es que no queremos agotar las vías de diálogo. Espero que no nos obliguen a tomar alguna medida de fuerza, que es lo que están esperando los trabajadores”.

Comentá la nota