La cúpula de la CGT oficial no se sumará a Moyano y Barrionuevo

Caló no irá a Mar del Plata, pese a que comparte algunos de los reclamos
Por el momento, la cúpula de la CGT oficialista no sacará los pies del plato. Mantendrá su alineamiento con el Gobierno y no asistirá a la cumbre sindical que convocaron Hugo Moyano y Luis Barrionuevo para el lunes próximo, en Mar del Plata.

A pesar de coincidir con parte del rosario de planteos que elevó el sindicalismo opositor, el jefe de la central más cercana a la Casa Rosada, Antonio Caló, no concurrirá al Hotel Sasso, donde el 20 del actual se celebrará una suerte de plenario con los líderes de todos los gremios que integran la CGT moyanista y la CGT Azul y Blanca, de Barrionuevo.

La misma postura que Caló adoptarían otros jerárquicos de la central, como Gerardo Martínez (Uocra) y Omar Viviani (taxistas), y los estatales Andrés Rodríguez (UPCN) y José Luis Lingeri (AySA).

"Nadie nos invitó, pero seguro que no vamos a ir. Hay algunas cosas impresentables y todo es poco serio", dijo ayer a LA NACION uno de los máximos referentes de la CGT oficialista. Su decisión carga con una alta dosis de sospecha sobre un hipotético plan "desestabilizador" por parte de Moyano y Barrionuevo. Además, tampoco cayó bien entre los gremios oficialistas que se haya invitado a la cumbre sindical a Daniel Scioli, Sergio Massa y José Manuel de la Sota. Dudan de que sea acertado mezclar la interna sindical con la pelea del PJ por la sucesión de Cristina Kirchner.

Caló ya les comunicó a sus compañeros del consejo directivo que no irá a Mar del Plata. Si bien no dio una orden, espera que el resto de los dirigentes se pliegue a su determinación. Eso sí, ya se dio por vencido y sabe que Roberto Fernández (UTA) y Omar Maturano (La Fraternidad) no torcerán su decisión y dirán presente en el encuentro del sindicalismo opositor.

Durante las últimas semanas, el jefe cegetista calló ante el desborde inflacionario y la falta de previsión en su vínculo con el Gobierno de cara a la negociación salarial. Su silencio será ahora por fuerza mayor: lo operaron recientemente de la boca y tiene dificultades para hablar, según comentó un hombre de su entorno. Y agregó que su postura sobre la situación política y económica no se modificó respecto de la expresada en el último comunicado de la CGT, el 20 de diciembre pasado. ¿Qué dijo la CGT de Caló por entonces? Reconoció que el país atraviesa "un momento crítico" y exigió la "actualización del salario mínimo, vital y móvil, y la mejor aplicación del mínimo no imponible [del impuesto a las ganancias]".

También pidió implementar un "programa de corrección de la inflación", mejoras para los jubilados y que "continúen vigentes las paritarias libres en las negociaciones salariales". Todos estos pedidos no varían casi en nada de los elevados por Moyano y Barrionuevo. Pero, así y todo, la cúpula de la CGT oficialista no romperá su alianza con el Gobierno.

En la vereda de enfrente, la CGT moyanista se reunirá hoy en un asado en la Federación de Camioneros. Moyano intentará alinear allí a su tropa para que asista a la cumbre de Mar del Plata. El desafío más complicado, quizás, será asegurarse la presencia de Amadeo Genta, el jefe de los la municipales porteños. Y uno de los que estaban en duda era Gerónimo Venegas, pero el ruralista confirmó ayer a LA NACION su asistencia. "Veremos de qué se trata. Voy a ir a escuchar. Estoy de acuerdo con haber invitado a Scioli, Massa y De la Sota, pero no creo que vayan", dijo el "Momo" sobre lo que será la gran cumbre del sindicalismo opositor.

DOCENTES: SCIOLI SE GUIARÁ POR LA SUBA NACIONAL

El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, dijo que está "a la espera de la referencia nacional", para "ponerse de acuerdo" con los gremios docentes por el aumento salarial de 2014.

De este modo, y pese a haber adelantado la convocatoria de la paritaria, Scioli dejó en claro que él no fijará la referencia de la suba salarial a los docentes.

El Frente Gremial Docente de Buenos Aires pretende discutir una suba salarial superior al 30% antes del inicio de clases, previsto para el 3 de marzo.

Comentá la nota