Custodia privada va al paro en Farmar

Custodia privada va al paro en Farmar
La medida de fuerza se realizará hoy, en reclamo de mejoras salariales y regularización laboral. El viernes será el turno de una firma de encomiendas. Florentín comentó que trabajadores cobran apenas, 1.900 pesos, cuando deberían percibir montos que superan los 4.000.
El Sindicato Unido de Trabajadores Custodios Argentinos (Sutca), impulsará hoy un paro de actividades en la empresa farmaceútica Farmar, en repudio por condiciones irregulares de trabajo y depidos arbitrarios a personal de vigilancia de la firma Óptimus.

En este marco, la entidad gremial también encara el viernes la retención de servicios en una conocida empresa de encomiendas, por presuntos incumplimientos en la carga salarial a guardias pertencientes a la empresa Prevenir.

De manera detallada, el representante regional de Sutca, Ricardo Florentin, dialogó con EL LIBERTADOR los motivos de la protesta. "Los compañeros que desempeñan allí sus tareas son brutalmente explotados, en jornadas laborales de 12 horas o más, por un salario miserable, que en el mejor de los casos no supera los $2.200 mensuales. Esto no respeta ni siquiera el bochornoso Convenio Colectivo de Trabajo firmado por el sindicato empresarial, en vías de extinción, Upsra. Y como es ley para estos empresarios evasores, también tienen a los trabajadores en negro, sin aportes patronales y previsionales, y sin Obra Social", señaló al respecto de la situación de reclamo, que habría originado el asunto.

PASO A PASO

El sindicalista afirma que justamente, "a raíz de los reclamos que hicieron los empleados al Sutca, me comuniqué con el jefe de personal y con abogados de la empresa transportista, para ir solucionando las graves anormalidades a los que son sometidos los trabajadores, ya que la contratista es para la ley de Solidaridad, responsable en los hechos en donde son violadas las más elementales leyes laborales. Nunca obtuve respuestas".

"Deberán entender, estas patronales negreras y estas empresas buitres, que nuestro sindicato no va a bajar las banderas hasta conquistar definitivamente la justicia social para los compañeros. Si para lograr nuestros objetivos debemos realizar miles de medidas de fuerza, lo haremos, como lo venimos haciendo desde hace años. Las amenazas que hemos recibido desde el anonimato tendrán como único efecto redoblar nuestra lucha, que se nutre de la bronca acumulada por tres décadas de explotación".

Florentín comentó que más de 200 trabajadores se encuentran reclamando por mejoras laborales y salariales, ya que muchos de ellos cobran apenas, según comentó, 1.900 pesos, cuando deberían percibir montos que superan los 4.000.

"Como si esto fuera poco, ellos mismos son quienes tienen que costearse sus elementos de trabajo, o sea armamentos, chalecos antibala y pertrechos, para poder ejercer su trabajo de manera eficiente y segura", dijo el gremialista.

Comentá la nota