Custodios privados accionan por la regularización laboral

Custodios privados accionan por la regularización laboral
Cumplimiento de escala salarial, acatamiento de la carga horaria legal y pedidos por capacitacion, y cobertura médica, son algunos de los items requeridos al subsecretario de Seguridad Guillermo Weyler. Se formará una comisión de seguimiento al rubro.
El subsecretario de Seguridad de la Provincia, Guillermo Weyler, se reunió días atrás con referentes del Sindicato Único de Trabajadores Custodios de Argentina (Sutcara).

El motivo del encuentro fue analizar la situación de precariedad que sufren miles de empleados que ejercen actividades de guardias privadas, desde los bajos salarios hasta la falta de cobertura médica y legal.

En contacto con EL LIBERTADOR, el titular de Sutcara, Ricardo Florentín, manifestó "la reunión con Weyler fue positiva, en el sentido que pudimos dejar de manifiesto el delicado marco de la seguridad no estatal en Corrientes. El funcionario nos escuchó atentamente y acordamos hacer un seguimiento de la problemática con cinco representantes: de la Subsecretaría de Seguridad, de nuestro gremio, de la Policía provincial, la Administracion Federal de Ingresos Publicos (Afip), y la Subsecretaría de Trabajo".

Este gremio, que nuclea al personal de seguridad privada -forman parte de la CGT- cuenta con delegación en Corrientes desde octubre del año pasado, y desde entonces vienen reclamando una solución a la precaria situación que sobrellevan los trabajadores de este sector.

CAÓTICO

"Los compañeros que desempeñan sus tareas son brutalmente explotados diariamente, en jornadas laborales de 12 horas o más, por un salario miserable, que en el mejor de los casos no supera los $2.200 mensuales. Esto no respeta ni siquiera el bochornoso Convenio Colectivo de Trabajo firmado por el sindicato empresarial, en vías de extinción, Upsra. Y como es ley para estos empresarios evasores, también tienen a los trabajadores en negro, sin aportes patronales y previsionales, y sin Obra Social", señaló el sindicalista.

Florentín comentó que más de 200 trabajadores se encuentran reclamando por mejoras laborales y salariales, ya que muchos de ellos cobran apenas, según comentó, 1.900 pesos, cuando deberían percibir montos que superan los 4.000.

"Como si esto fuera poco, ellos mismos son quienes tienen que costearse sus elementos de trabajo, o sea armamentos, chalecos antibala y pertrechos, para poder ejercer su trabajo de manera eficiente y segura", dijo el gremialista.

Comentá la nota