Daniel López planteó que “la CGT en Tandil está acéfala” y aspiró a “recuperar la unidad”

Daniel López planteó que “la CGT en Tandil está acéfala” y aspiró a “recuperar la unidad”

El secretario general de los Madereros Daniel López habló del presente y futuro de la CGT. Fue crítico de la gestión actual, conducida por Abel De Negri -el secretario general de Camioneros-. Planteó que la CGT Tandil “está acéfala” y la situación es preocupante porque hay más de 35 gremios en la ciudad que tendrían que unirse y eso no sucede.

Para él, es fundamental que haya en la ciudad una CGT “normalizada” porque hoy por hoy, frente a las medidas económicas implementadas por el nuevo Gobierno y, en consecuencia, el impacto que están teniendo en el bolsillo de los trabajadores de Tandil, resulta clave alzar la voz de todos los gremios en defensa de sus derechos.

En ese sentido resaltó que sería interesante reunirse con funcionarios del Ejecutivo y del Concejo Deliberante para conversar no solo el tema de los aumentos de tarifa, sino también sobre la problemática habitacional, que hace años existe y que aún no ha sido solucionada.

Sumado a ello López mencionó como otro de los temas centrales el de los despidos registrados en los últimos meses. En lo personal contó que han sufrido 25 y además están sufriendo algunas suspensiones por quita de trabajo en algunas empresas.

Dijo ver a los propios madereros preocupados frente a un panorama que no mejora y, por ello, planteó que desde la CGT Tandil se debería tener una conversación con los funcionarios de Provincia y Nación para conocer qué programas hay y pueden bajarse al Municipio, qué pasará con la industria y qué tipo de ayuda hay.

Porque aclaró que “no por ser dirigentes gremiales tenemos que estar en la vereda de enfrente del empresario, sino por el contrario, en tiempo de crisis tenemos todos que estar trabajando juntos para dar respuestas al trabajador”.

La gestión

de De Negri

Si bien admitió que no es una persona de “criticar”, dijo que sí de decir la verdad y por eso el dirigente gremial reconoció que le molesta y que también lo defrauda la falta de compromiso del actual secretario general de la CGT.

Recordó que cuando Abel de Negri fue elegido, 24 gremios le dieron el apoyo para que fuera el encargado de conducir los hilos de la delegación en Tandil. “Detrás de eso -en la vereda de enfrente- quedaron arriba de 18 gremios. Se dio una división que no le hizo bien a la ciudad ni a la CGT local”, confesó.

“Y desde ese momento -lanzó López- nunca hubo un acercamiento, ni tampoco él -por De Negri- fue la persona que trató de que ello se lograra para poder aunar criterios y buscar un equilibrio. Y eso a mí me duele muchísimo”.

Porque manifestó que también es cierto que desde que asumió De Negri hasta hoy se hicieron solo tres plenarios, este año se cumple el cuarto año de su mandato y en diciembre próximo se llamará nuevamente a elecciones.

Un edificio

“parado”

Durante su gestión lamentó que tampoco se destinaron fondos para reacondicionar el edificio de la CGT, en la avenida Colón al 1300. “Está abandonado, arrumbado y no sabemos qué función cumple”, admitió el dirigente de los Madereros.

“El edificio es de la gente y nos venía bárbaro para poder tener un espacio físico y, lamentablemente, eso nunca pasó. En 2012 recuerdo que viajamos a Necochea con Abel De Negri para hablar con Hugo Moyano sobre qué posibilidades teníamos de poder recomponer nuestro edificio. Moyano nos dijo que sí, que armáramos lo que era el presupuesto y un plano de obra. Nunca se hizo eso”, arremetió.

“Quedó todo así y hoy está como está. Entonces es preocupante porque merecemos hoy, todos los gremios, tener una CGT unida. Esta crisis nos tiene que motivar para que empecemos a intercambiar y buscar respuestas juntos”, aspiró.

“Una lista

única”

En lo personal, contó que viene conversando con el secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil, Roberto Martínez Lastra, sobre la situación que atraviesa la confederación en Tandil, y detalló que han acordado que “no tiene que haber divisiones ni ningún protagonismo político” de cara a una nueva etapa.

En cuanto a las intenciones del actual secretario general, Abel De Negri, López dijo desconocer si quiere o no seguir en su función. “El tuvo un inconveniente personal y hoy no representa a ningún gremio porque hay un delegado normalizador en la sede de camioneros, si bien él lo desmintió. Por lo tanto, no tiene representatividad legítima para poder seguir conduciendo la CGT”, lanzó.

En este marco, consideró que “lo hay que hay que hacer es poner las cartas sobre la mesa y volver a arrancar, pero sin divisiones, porque está visto que lo que nos pasó hace cuatro años fue una mala experiencia. Y obviamente no podemos repetirla”.

De cara a lo que se viene, entonces apuntó a “volver a recuperar terreno para poder empezar a alcanzar respuestas. Nos gustaría que la CGT se unificara, clarificara su momento, buscara el equilibrio. Hay que ser inteligentes, dejar los individualismos de lado y lograr el consenso necesario para poder tener una lista única”.

Comentá la nota