Decepción entre los gremios kirchneristas por Ganancias: "Macri nos falló"

Decepción entre los gremios kirchneristas por Ganancias:

Antonio Caló, titular de la CGT kirchnerista, criticó al Gobierno tras el anuncio de que las escalas del impuesto serán recién modificadas en 2017

El presidente Mauricio Macri anunció esta semana que elevarán el mínimo no imponible del Ganancias a $30.000 para todos los trabajadores, es decir que estableció un nuevo piso salarial a partir del cual quienes están en relación de dependencia comenzarán a tributar el impuesto. Sin embargo, más tarde aseguró que recién el año que viene se modificarán las escalas de este tributo, algo que había corregir prometido corregir en marzo, por lo que desde distintos sectores de la oposición salieron a cuestionarlo.

Ante la noticia, el titular de la CGT kirchnerista, Antonio Caló, se mostró decepcionado y manifestó su malestar frente a la decisión. "No es a lo que Macri se comprometió con nosotros cuando fuimos el otro día", aseguró. El dirigente agregó: "Nos juntaremos los compañeros que fuimos a la Casa Rosada y le plantearemos que el compromiso lo tiene que cumplir. Y si no, les diremos a los diputados peronistas y a los de otros partidos como [Sergio] Massa y lo sacaremos por mayoría por Diputados".

"Macri no cumplió con su palabra de campaña. El compañero Macri salió presidente porque prometió que iba a corregir este tema. Si no lo hace, les falla no sólo a los gremialistas. Les falla a sus votantes también", expresó Caló. En esta línea, añadió que Macri "antes era peronista" y que "ahora va a tener que hacer muchas cosas para ver si otra vez le ponemos peronista".

Consultado por el diario La Nación sobre el impacto que tendrá el mantenimiento de las escalas en las paritarias, respondió que "los que ya pagaban van a pagar más y van a perder una parte importante de los aumentos" y estimó, con respecto a las demandas de subas salariales, que "todos los gremios van a ir arriba del 30 por ciento".

Además, el sindicalista declaró que le preocupa "muchísimo" el nivel de empleo y explicó: "Se vislumbra menos actividad y que va a caer el empleo. Tengo 4000 compañeros que trabajan para el petróleo. Si el precio sigue cayendo, se quedan sin trabajo". "Si bajás la inflación y eso enfría la economía, seguro que hay despidos", aseguró.

En esta línea, Caló se mostró preocupado por el aumento de precios, un problema que creyó que "iban a tratar de corregir rápido", pero afirma que no sucedió porque "los formadores de precios que le prometieron cosas al Presidente le han fallado". "Hasta ahora les ha dado todo lo que pidieron: devaluación, retenciones. El Presidente debería poner mano firme con los empresarios. Si no, la inflación no la va a bajar", concluyó.

Comentá la nota