Decidido apoyo de la CGT a la estatización del agua en Beltrán

Decidido apoyo de la CGT a la estatización del agua en Beltrán
"La CGT apoya la municipalización del servicio de agua potable en Fray Luis Beltrán", aseguró el secretario gremial de la CGT San Lorenzo, Edgardo Quiroga, sobre el proyecto del Ejecutivo de...

"La CGT apoya la municipalización del servicio de agua potable en Fray Luis Beltrán", aseguró el secretario gremial de la CGT San Lorenzo, Edgardo Quiroga, sobre el proyecto del Ejecutivo de rescindir la concesión a la Cooperativa de Agua Potable y Otros Servicios (Coaposer) y crear una empresa municipal que administre la producción y el suministro, que actualmente es de mala calidad debido a la falta de mantenimiento de la planta y a la mala administración del emprendimiento.

La entidad gremial "viene apoyando la idea desde el inicio, teniendo en cuenta el nivel de destrucción que tiene la planta, el sufrimiento de la gente que tiene que vivir sin agua o con muy poca y fundamentalmente la situación degradante de los compañeros que allí trabajan", señaló el dirigente.

En este sentido, recordó que los empleados de la Coaposer "padecen atrasos en el pago de los sueldos, se desempeñan sin la ropa adecuada, y reciben el maltrato de parte de las autoridades de la cooperativa. Esto no daba para más", sentenció.

"Está bien que todo pase a la municipalidad, siempre y cuando garanticen las fuentes laborales. De todas maneras estamos bastante tranquilos", concluyó Quiroga, y comunicó que para este lunes por la noche el gremio organizó una asamblea informativa y de debate, "para que los trabajadores tengan en claro cómo será la transformación y que sepan que es necesario asegurarnos de todas las maneras posibles que todos van a conservar sus puestos", señaló a La Capital.

Reunión con empleados. Al respecto, la intendenta Liliana Canut remarcó que los puestos están asegurados y así se lo manifestó a un grupo de empleados de la Coaposer que ayer se presentaron espontáneamente en el municipio y se entrevistaron durante una hora y media con la mandataria para manifestarle su preocupación por la vigencia de su trabajo.

Además de darles tranquilidad, la jefa municipal les comunicó algunos detalles y opciones que tendrán a partir del traspaso. Les informó que tendrán la posibilidad de elegir trabajar en la empresa municipal por crearse, o quedarse en la parte del servicio de sepelios que presta la cooperativa, el cual seguirá funcionando bajo la administración de ésta y lógicamente necesitará personal", explicó Canut.

Asimismo, los empleados podrán conservar la cobertura gremial que reciben hasta el momento, que es la misma de los empleados de comercio. En cuanto a la antigüedad, "será un tema a tratar", advirtió la intendenta. Cabe aclarar que el proyecto del Ejecutivo beltranense es crear una empresa, por lo que los trabajadores de la cooperativa no pasarán a integrar la planta municipal sino que dependerán de la nueva iniciativa estatal.

Canut calificó el encuentro de ayer como "muy positivo" porque "los trabajadores, que estaban preocupados por su situación laboral ante el traspaso, se llevaron la certeza de que ninguno va a quedar afuera", afirmó, y reiteró su valoración del "esfuerzo de quienes trabajan en la planta, que funciona gracias a su trabajo. Por eso quedó en claro que desde el municipio tenemos la mejor disponibilidad y es preciso que se sientan contenidos".

Cambio de manos. Tal como informó este diario en su edición de ayer, el municipio beltranense se hará cargo de la producción y provisión del vital elemento, ante una serie de irregularidades y falta de mantenimiento de la planta, que en palabras de la intendenta "está atada con alambre" y "funciona gracias al trabajo y al ingenio de los empleados", además del aporte de empresas y del propio gobierno local que actualmente responde a las emergencias.

Hoy ingresaría al Concejo el respectivo proyecto, que en principio fue presentado la semana pasada y el cuerpo lo devolvió al Ejecutivo para que lo complementara con detalles legales y lo volviera a remitir.

El destino del servicio de agua potable ha generado una gran polémica en la ciudad, que padece desde hace tiempo un mal suministro, con poca y en algunos casos nula presión y de mala calidad, según lo ha determinado el propio Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente de la provincia.

La drástica determinación del Ejecutivo de Fray Luis Beltrán puede parecer audaz, teniendo en cuenta la conciencia y defensa cooperativista en la región, pero las autoridades tienen la decisión tomada. "No tenemos elección: nos vemos obligados a hacer esto porque la salud de la población es nuestra responsabilidad", enfatizó Canut.

Comentá la nota