Se definen paritarias entre la Cámara de Balnearios y los guardavidas

El vicepresidente de la Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines, Jorge Riccilo, aseguró que en el día de hoy representarán a la cámara pero "siempre se encuentran abiertos al diálogo".

Tendrá lugar hoy a las 9.30 en la delegación local del Ministerio de Trabajo de Nación una reunión clave para resolver las negociación salarial entre la cámara de balnearios y los guardavidas.

De no llegarse a un acuerdo no se descarta que el Sindicato de Guardavidas convoque a una asamblea de afiliados en la que se podrían decidir medidas de fuerza que ya tendrían efecto durante el fin de semana.

Las tratativas se encuentran estancadas con un pedido de aumento en los sueldos por parte de los trabajadores del 37% y una oferta de los empresarios que no supera el 24%.

El vicepresidente de la Cámara de Empresarios de Balnearios, Restaurantes y Afines (Cebra), Jorge Riccilo, aseguró ayer a la tarde a LA CAPITAL que en el día de hoy defenderán la posición de la Cámara, aunque aclaró que "siempre nos encontramos abiertos al diálogo".

El vicepresidente de Cebra confió que tanto esta organización como el gremio que lidera Néstor Nardone acerquen nuevas propuestas, convenientes para alcanzar un entendimiento y evitar posibles medidas de fuerza en pleno verano.

De todas maneras destacó la responsabilidad de bregar por los intereses de los empresarios pertenecientes a la cámara. "Tenemos que defender a los miembros de la Cámara pero siempre estamos abiertos al diálogo", ratificó el empresario.

Para expresar la situación de desacuerdo durante las paritarias y hacerla visible ante todos los bañistas, los guardavidas mantienen izadas todas las banderas de señalización del estado de mar.

Ante este hecho, Riccilo aseguró que esta es una problemática de todos los veranos en donde siempre existen acercamientos y discrepancias. De todas maneras se mostró predispuesto a buscar el acuerdo: "Acercaremos una nueva propuesta, en ningún momento pensamos en cerrar las conversaciones", aseguró.

Ante los rumores de posibles medidas de fuerza de no haber una conciliación, el empresario marplatense sostuvo que "no queremos que exista ningún tipo de inconveniente para la temporada. Somos los más interesados en que este problema se resuelva cuanto antes".

Las reuniones paritarias entre los interesados comenzaron en noviembre del 2014, y ahora los guardavidas piden un aumento del 37% mientras que el empresariado local ofrece el 24%.

Comentá la nota