No dejaron entrar a gremialistas a la Legislatura y hablaron con los diputados en la calle

No dejaron entrar a gremialistas a la Legislatura y hablaron con los diputados en la calle
Diputados de todos los bloques de la Legislatura escucharon ayer los reclamos de la Intersindical en la esquina de las calles Gorriti e Independencia, tras negársele a los sindicalistas el acceso a la Legislatura.
Los secretarios generales de ATE, ADEP, APUAP, APOC y judiciales, acompañados por un grupo de afiliados, habían solicitado ingresar al palacio legislativo para dialogar con los diputados, pero la guardia policial les indicó que tenían prohibido el ingreso.

El incidente originó que varios legisladores, que terminaban de sesionar, salieran del edificio para entrevistarse con los líderes gremiales, contacto que se dio en plena calle y a pocos metros de un cordón policial montado en los alrededores de la Casa de Gobierno, mientras centenares de estatales se mantenían en el acampe de la plaza Belgrano.

Durante el diálogo, los sindicalistas informaron de la ruptura de las conversaciones por la recomposición salarial con los funcionarios del Poder Ejecutivo debido a que éste unilateralmente resolvió regresar a la oferta inicial del 19 por ciento de aumento, dejando sin efecto los avances en torno a un 22 por ciento al que se había llegado el miércoles a última hora. Dieron cuenta también del clima de descontento de las bases que, explicaron, aumentó al conocerse la decisión oficial.

El diputado oficialista Marcelo Llanos se sinceró afirmando que la inflación “nos está destrozando a todos” y dijo que se comprometían a pedirle al Gobierno el restablecimiento de las conversaciones, aceptando que el reclamo es justo.

Ante los gremialistas, hubo también un pase de factura de Vicente Condorí (PJ) a Isolda Calsina (LyDER) ya que la diputada, ante la negativa de las autoridades de la Cámara a dejar ingresar a los sindicalistas, salió del edificio y se reunió con ellos en la esquina de Gorriti e Independencia. Según Condorí, “cualquier lugar” sirve para conversar con los representantes sindicales.

Calsina confirmó que la guardia policial le informó que había precisas directivas en cuanto a impedir el ingreso de los estatales y al mismo tiempo, hacer retirar a los empleados y a los propios diputados de la sede legislativa.

Comentá la nota