Delegado del SIPEM denunció que los quieren transferir y que dependan de Nación

Delegado del SIPEM denunció que los quieren transferir y que dependan de Nación

El delegado Maximiliano Cárcamo advirtió que esto será desde el 30 de junio,  por lo que tendrán contratos por 6 meses. No cuentan con Asignaciones Familiares, ni ropa adecuada para trabajar, que fue acordado en un acta compromiso firmado el 5 de mayo entre el Intendente, agentes y el SOEM.

El delegado de los agentes del SIPEM, Maximiliano Cárcamo, denunció que el municipio a partir del 30 de junio cambiará la situación laboral de los empleados, a los que transferirá para que desde esa fecha dependan de un programa nacional de empleo.

“Quieren ponernos en un Plan Nacional llamado Mi Primer Empleo y tercerizarnos nuevamente”, indicó Cárcamo.

Pero además indicó que desde el SOEM les recomendaron que firmen ese contrato de transferencia que regirá sólo por 6 meses. “Nadie quiere  firmar el contrato que nos pasa a Nación. El contrato es hasta diciembre solamente y luego nos dijeron que se evaluará si seguimos, y nosotros queremos trabajar”, apuntó.

ACTA

Pero ese no es el único reclamo. El delegado sostuvo que luego de firmar un

“Acta Compromiso” el pasado 5 de mayo con el Ejecutivo y el sector, después de 21 días de protesta, según el delegado “no se cumplió”. “Allí pedimos que nos paguen en tiempo y forma y nos den la ropa de trabajo”, pero nunca nos dieron nada”, acusó.

“En el acta quedó claro que tenemos amparo gremial con el SOEM, y está firmada por Pedro Mansilla y el Intendente”, abundó.

También señaló que desde hace 14 meses no cuentan con Asignaciones Familiares (que también fue incluido en el Acta Compromiso) aunque en sus recibos de sueldo se les aplican los descuentos de Caja de Previsión Social,  CSS e ISPRO. 

El sector incluyó 130 agentes que ganan 6 mil pesos mensuales   divididos en tres turnos de cuatro horas.

Otro reclamo es el pedido de renuncia del titular del SIPEM, Pedro Márquez, (también viene expuesto por el SOEM) a quien acusaron de “persecución laboral”. “A Márquez no lo sacan. Envió una chica embarazada a la calle a modo de castigo por la retención de tareas que hicimos”, sentenció.

Desde la semana pasada no trabajan normalmente y tampoco lo harán hoy porque “falta papel” para las tarjetas que venden  por las horas de estacionamiento.

“Márquez vendió obleas, las que se pagan mensualmente, y nos mandan a trabajar pero no hay registros contables de la venta de las obleas”, apuntó.

Comentá la nota