Los delegados estatales piden un "pampeanazo"

"Que el reclamo no quede solo de los estatales, que se haga carne entre todos los habitantes y que sea el comienzo del pampeanazo". Esta fue la propuesta de un delegado estatal en el plenario de la Intersindical realizado ayer, en el que se decidió profundizar el plan de lucha en reclamo de una recomposición salarial de al menos el 30 por ciento para 2012.
Delegados de los gremios ATE, Judiciales, Sipos, Viales, UPCN, SOEM, Sitrasap, APEL y Luz y Fuerza, y de la Unión de Jubilados Civiles, se reunieron ayer por la mañana en la sede del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales, en la calle Alvear, para definir la continuidad del plan de lucha que vienen desarrollando ante la negativa del Poder Ejecutivo de acceder a un aumento del 15 por ciento para el último cuatrimestre del año.

El compromiso asumido por los delegados fue el de propagar la demanda sectorial al resto de la población pampeana y torcer la postura del gobernador Oscar Mario Jorge de dar por salvada la discusión salarial con la firma de un decreto que limita al 4 por ciento el correctivo de los sueldos estatales.

Tras dos horas de deliberaciones, y partiendo de la base de un paro ya decidido para el 19 de este mes, en coincidencia con una protesta de los docentes provinciales, los representantes gremiales consensuaron dos días de paro para la semana próxima, el miércoles 19 y el jueves 20, protesta que cada sector definirá cómo encararla, y retomar las medidas de acción directa desde el 25 al 27 del mes en curso. Cabe resaltar que el lunes 24 es feriado nacional, por conmemorarse los 200 años de la Batalla de Tucumán.

La negativa oficial de ir más allá de 4 por ciento de aumento, la falta de diálogo con el gobierno, los días de paro descontados de los haberes y presiones al personal por parte de la patronal en varias reparticiones públicas, fueron el sustento de la decisión unánime de los trabajadores de acrecentar la lucha.

En este sentido, a las movilizaciones previstas, se sumarán cortes sorpresivos de rutas y de calles en toda la provincia, ollas populares, quema de neumáticos en proximidades de edificios públicos provinciales, instalación de carpas en el Centro Cívico y alrededor del autódromo que se construye en Toay y hasta huevazos como exteriorización de la protesta.

"Prenderemos fuego tantos neumáticos que la columna de humo se verá en Trenque Lauquen", fue el pronóstico de uno de los sindicalistas que a la par de sus colegas, y de los delegados, bailaron al término del plenario al ritmo de Axel y su tema "Todo vuelve".

Hasta ayer al mediodía, no existían indicios desde el gobierno provincial de una reapertura del diálogo. Pese a las expresiones gremiales de la predisposición de la Intersindical por conversar sobre el porcentaje final del año para la pauta salarial, a nivel oficial se mantienen cerradas las gestiones luego que diera a conocer por decreto que al 20 por ciento de aumento otorgado hasta mediados de año, se sumaba el 4 por ciento que ubica el incremento en el orden de la inflación medida por consultoras privadas.

Para atenuar los temores de quienes anteponen la pérdida económica del día no trabajado al activismo militante, una de las sugerencias que fue aceptada por la conducción de los gremios estatales fue la de efectuar protestas "sorpresa", sobre todo se habló de movilizaciones y cortes de ruta y calles por fuera de los horarios administrativos.

Comentá la nota