Delegados de ATE ratifican lo actuado

En nota fechada el 27 de Agosto y con la firma de unos 30 Delegados Gremiales de ATE Formosa, al término de una Asamblea los rubricantes dirigieron una nota a los Delegados Normalizadores François Lucio Pierre Pérez y Gabriela Esther Arroyo en cuyo texto se ratifica el apoyo del cuerpo de delegados gremiales a los normalizadores, facultándoles para realizar todas las gestiones que sean necesarias a fin de lograr la recuperación de la sede gremial de calle Fotheringham 658, tomada por la fuerza por un grupo de personas que permanecen ocupándola desde el 15 de Agosto del año pasado.
El documento destaca el carácter de “electos y en funciones” de los firmantes, acorde con los estatutos de ATE Formosa y con el reconocimiento legal y el aval de Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la Nación, ratificándose también las actuaciones realizadas por el Consejo Directivo Nacional de la Asociación de Trabajadores del Estado (por intermedio de los delegados normalizadores nombrados por Resolución Nº 9 del 2011) dirigidas a la normalización de la filial local, “intervención que ha sido necesaria como consecuencia de la acefalía del Consejo Directivo Provincial producida por caducidad de los mandatos y la no realización de las elecciones en el año 2011”.

En otro párrafo se indica que en consonancia con lo que prescribe la Ley Nº 23.551, las únicas autoridades reconocidas por el cuerpo de Delegados Gremiales son las constituidas legalmente por actuación del Consejo Directivo Nacional mediante Resolución Nº 9 del 2.011, rechazándose y repudiándose “la actitud ilegítima puesta de manifiesto por el grupo de personas que se encuentra usurpando nuestra sede gremial alegando derechos que no les corresponden”.

Los firmantes se comprometen también –como representantes de los trabajadores estatales afiliados de ATE Formosa- a unificar junto a ellos sus esfuerzos para lograr la normalización de la filial local, “que hoy ve cercenada su libertad sindical por el actuar inescrupuloso de un grupo de personas que no representan ni a los afiliados ni a los trabajadores”.

Comentá la nota