Deliberan por aumentos de salarios y luchan contra despidos

Raúl Avila es el secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de San Juan y fue a Catamarca en representación del sindicato sanjuanino y dijo que "lo que queremos es dejar sentada una posición frente a las cámaras empresarias en busca de un definitivo aumento salarial para este año que esperamos que se concrete la semana que viene, cuando en Buenos Aires se unifique la postura de todas las regiones del país".
Avila recordó que "en abril tuvimos un adelanto a cuenta del futuro aumento de 300 pesos y lo que queremos es ahora es determinar cómo va a ser el aumento definitivo y cómo van a jugar esos 300 pesos, porque ante el desfasaje que se ha producido en estos últimos meses, estamos solicitando un nuevo aumento hasta marzo del año que viene, que contemple los actuales niveles inflacionarios".

"La intención no es negociar por un año, sino por seis meses, ya que preferimos acuerdos cortos, porque no sabemos qué va a pasar en el país en los meses subsiguientes", dijo el gremialista.

"Lamentablemente -agregó- hay algunos empresarios que han comenzado a abrir el paraguas antes de que llueva y están despidiendo alguna gente en función de la caída de las ventas".

Dijo que en muchos de los casos a través del diálogo con el sector empresario, se ha logrado que reincorporen al personal en función de que se puede hacer uso del Programa de Recuperación Productiva que otorga el Ministerio de Trabajo de la Nación, donde se entregan 600 pesos por trabajador, para que el empleador sólo pague la diferencia para completar el sueldo.

Esto, dijo, "es un subsidio que el Estado le otorga al empleador con el compromiso de que tenga a todo su personal blanqueado y a nadie en negro, no produzca despidos ni suspensiones. Hay más de 30 compañeros que hemos logrado reincorporar de esta manera, aunque hay otros 17 compañeros que han optado por hacer uso del sistema de retiros voluntarios".

"Ésta es otra alternativa que barajamos ante la inminencia de un despido para que no pierda el trabajador nada, siempre que él mismo decida retirarse y acuerda el monto de la indemnización", indicó.

De todos modos, Avila dijo que "tenemos 120 despidos que han quedado efectivizados porque no hemos podido influir sobre el sector empleador, aunque la mayoría nos ha dicho que van a pedir su incorporación al Programa de Recuperación Productiva y después van a ver si los reincorporan".

Además dijo que "hay muchos despidos que se han producido pero que esos trabajadores han sido reemplazados por otros por distintos motivos". Y reconoció que "mucho tiene que ver con el cambio de temporada y la realidad de que han caído mucho las ventas, salvo en el sector supermercadista, donde los alimentos y bebidas han mantenido sus ventas y en algunos casos hasta las han aumentado, pero en electrodomésticos e indumentaria, la caída de las ventas ha sido importante".

La mayoría de los despidos "se produjo en tiendas medianas o chicas y por eso han pasado casi desapercibidos, dentro de los más de 1.500 empleadores y donde la mayoría de los trabajadores están en los negocios grandes y los supermercados, donde hay despidos pero no tantos como en el sector de empresas que tienen de uno a 10 empleados, que es donde más se ha notado la baja del personal".

Comentá la nota