La CGT demuestra el poder de movilización y evalúa el primer paro nacional a Macri

La CGT demuestra el poder de movilización y evalúa el primer paro nacional a Macri

Jefes consideran que van camino a un paro general

Las cinco centrales obreras cumplirán hoy su primera manifestación en conjunto, luego de sucesivos cismas que tuvieron lugar durante la gestión kirchnerista, sobre todo a partir de 2012 cuando una CGT al mando de Antonio Caló se alineó en respaldo al modelo económico pasado.

Ese mismo bloque, la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, la CGT Azopardo de Hugo Moyano, la CTA de Hugo Yasky y la CTA Autónoma de Pablo Micheli coincidirán desde el mediodía para conmemorar el día del Trabajador pero también expresando, con diferentes tonos su reclamo contra la política económica, los despidos en el sector público y privado entre otros temas.

En lo que hace a los servicios de transporte público, desde la CATT, donde se agrupan los principales gremios de esa falange, garantizaron la prestación para facilitar incluso “la llegada de los trabajadores frente al Monumento del Trabajo, sito en Paseo Colón e Independencia. 

La Policía Federal y la Metropolitana anticiparon que por la convocatoria se verá afectada la circulación desde la 9 de Julio hacia el bajo porteño.

Si bien varios jefes sindicales se apresuraron a expresar que la convocatoria es de carácter “netamente” gremial, la participación de organizaciones sociales, sumadas a la adhesión de intendentes peronistas del Gran Buenos Aires, e incluso la declaración del justicialismo avalando la convocatoria, como la confirmación de que La Cámpora se sumará a la concentración, completan un escenario que sin dudas también versará en una expresión política contra

el Gobierno.

Incluso la adhesión de estas fuerzas, despertó el malestar entre los referentes que en su momento enfrentaron al modelo K y respaldaron la iniciativa de Cambiemos para llegar al Gobierno, o que con más discresión, se sumaron a las propuestas del macrismo.

Moyano, insistió en que si el presidente Mauricio Macri veta una eventual ley antidespidos significará que ‘no está a favor del hombre de trabajo’ y advirtió que “los tiempos se terminan” para dar respuesta a los reclamos de las centrales sindicales. “Somos conscientes de que no se pueden solucionar los problemas del país de forma inmediata, pero pedimos que haya soluciones a nuestros reclamos”, sostuvo el dirigente sindical. A la hora del análisis sobre la pérdida del empleo, al igual que lo proclamó Antonio Caló, el también presidente de Independiente advirtió que en lo que va del año “los despidos superan los 100 mil” y precisó que la mayor parte se dan en el sector de la construcción por la paralización de la obra pública, siendo el sector de la industria metal mecánica, otro de los escenarios más afectados.

Al tiempo de las evaluaciones, los jefes de la mayoría de los gremios consideran que sin respuestas ante la convocatoria que anticipan como “multitudinaria”, los plazos hacia un paro general se acelerarán. La cuestión se analizó en los últimos encuentros que compartieron para la organización de la concentración de hoy y para “aceitar” la unidad.

Respecto de esa dinámica, las organizaciones alineadas en el MASA, no participarán hoy de la convocatoria (ver nota bajo).

El titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli estimó que llegarán 100.000 personas a la zona del bajo porteño, en una convocatoria impensada hasta hace pocos meses, con las 5 centrales convocando.

Comentá la nota