"La denuncia por Camioneros es una burla al conjunto de la sociedad"

"La denuncia por Camioneros es una burla al conjunto de la sociedad"
Hugo Moyano volvió a despegarse de la investigación judicial que lo vincula a él y su familia a un supuesto vaciamiento del Sindicato de Choferes de Camiones y de su obra social. "Nadie puede creer semejante disparate", lanzó este miércoles, luego que anunció una movilización en respuesta a la durísima imputación.

"Como no pudieron hacer nada con los troqueles, ahora inventan esto", expresó Moyano en declaraciones a Radio Rivadavia. "Creo que es una burla no solo a nosotros sino al conjunto de la sociedad, cualquier persona con un miligramo de sentido común entendería que no es cierto", puntualizó Moyano respecto a las denuncias en su contra.

El titular de la CGT Azopardo es investigado por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC), por el presunto delito de vaciamiento del Sichoca y Oschoca por un monto superior a los 570 millones de pesos. Moyano, al igual que su hijo Pablo y su actual mujer Liliana Zulet, entre otros familiares, están involucrados en un informe que el Área de Delitos contra la Administración Pública de la PROCELAC recibió de la Unidad de Información Financiera (UIF).

Ese informe señala que "del material analizado por la UIF se observa la existencia de una ingeniería empresarial en la que parte de los fondos que salen de Oschoca y Sichoca retornarían al grupo familiar de Moyano a través de las compañías que se encuentran dirigidas por personas de su entorno". La investigación de la oficina antilavado se puso en marcha una vez que el Banco Francés le advirtió a la UIF que existía una triangulación de dinero que ingresaba proveniente de la obra social y el sindicato de camioneros y volvían al entorno familiar a través de una serie de empresas, controladas por la propia familia Moyano.

En ese marco, Moyano anunció que el próximo lunes movilizará a sus camioneros a las puestas a la sede de la Superintendencia de Servicios de Salud, en pleno microcentro. Sin embargo, el cacique sindical y su hijo Pablo se esforzaron ahora por aclarar que la nueva protesta contra la Casa Rosada es en protesta por "el dinero que el Gobierno le saca" a las obras sociales.

"Fue decidida hace un mes, por todas las obras sociales del país, como consecuencia del dinero que le saca el Gobierno", manifestó el titular de la CGT opositora, que también está en campaña electoral todavía en las filas del denarvaísmo, aunque cada día más cerca del massismo.

En la entrevista radial, Moyano insistió en acusar al Gobierno de no reintegrar medicamentos de HIV y oncológicos, o los destinados a personas con capacidades diferentes, lo que daría fundamento a la medida anunciada para el lunes al mediodía.

Pero el accionar de los Moyano es conocido cuando de denuncias judiciales en su contra se trata. En marzo de 2011, cuando frente a un exhorto de la Justicia suiza en el que se sembraban sospechas por supuestas maniobras de lavado, reaccionó de manera similar y lanzó un paro nacional de camioneros que luego suspendió.

Ámbito Financiero reveló que en su presentación, el fiscal Carlos Gonella, titular de la Procelac, aludió a tres reportes de operaciones sospechosas recopilados por la UIF, un organismo del Ministerio de Justicia a cargo de José Sbatella. Los reportes eran en todos los casos del BBVA Banco Francés por un monto total de $ 577 millones en operaciones de 2011 y 2012 con las firmas Iarai, Dixey y Aconra. Las tres tienen en sus directorios a Zulet, esposa de Moyano, o a familiares directos de la mujer, y cubren rubros como el de la construcción, taller de indumentaria y de carpintería metálica, servicios contables y venta de equipos informáticos.

Comentá la nota