Denuncia penal contra un trabajador y al gremio tras bloqueo a estación de servicios

Denuncia penal contra un trabajador y al gremio tras bloqueo a estación de servicios

Lo dio a conocer la gerente de la firma que fue objeto de la acción gremial el pasado 3 de septiembre

El empleado despedido de la estación de servicios Arg Gas, ubicada en Alejandro Mathus y avenida 84 y el Sindicato de Empleados de Estación de Servicios (Soesgype), fueron denunciados penalmente por la empresa Roari S.A., por los delitos de "usurpación por turbación de la posesión, amenazas y contra la libertad del trabajo” ante la fiscalía de Mercedes tras el bloqueo que se realizara el miércoles 3 de septiembre a dicho establecimiento comercial.

Así lo dio a conocer a LA RAZON, Sandra Golfarini, la gerente de la estación de servicios Arg Gas, en la tarde de ayer, en donde procedió a dar su versión de lo ocurrido y los motivos por los cuales se efectuó esta medida judicial contra el trabajador y la organización gremial.

Golfarini comentó que "se procedió a realizar una denuncia penal por los hechos que se sucedieron”. En primer lugar indicó que al empleado se lo despidió "con causa, por haber cerrado la estación sin autorización alguna. Sabemos que había un paro nacional de por medio y que tenía el derecho a adherirse pero no de cerrar una propiedad privada sin autorización”.

"Cerró todo con cintas y a la mañana cuando llegamos a trabajar nos encontramos el lugar de esa manera. El expuso que me había llamado pero yo no tenía ninguna llamada”, acotó, y en un texto complementario de la denuncia se especificó que dicho acontecimiento había ocurrido el 28 de agosto pasado.

Este despido provocó la acción gremial del sindicato el 3 de septiembre, en donde se procedió a bloquear el ingreso a la estación de servicios. La gerente de la firma aclaró que por esta situación, también denunció penalmente al gremio y los que encabezaron esa acción directa. "El 3 de septiembre vuelven a cerrar la estación por el reclamo de que se le pagara el despido inmediatamente. Ese día, la situación fue más fuerte porque vinieron en autos y motos cercando toda la estación, no solamente a nosotros sino también al minimercado de la esquina (ubicado en el mismo predio), lugar que es de la misma empresa pero que está alquilado”.

Golfarini señaló que la denuncia fue presentada en la fiscalía de Mercedes acusándolos de usurpación por turbación de la posesión, amenazas y contra la libertad del trabajo. "Esto está a la espera de una decisión judicial”, aclaró.

Comentá la nota