ATE denuncia persecución gremial en la CPE

La organización gremial advirtió que el Centro de Inteligencia Criminal que se inaugura el lunes "en el marco del brutal ajuste contra la clase trabajadora se encargará de implementar el protocolo antipiquetes y otras políticas represivas con el objetivo de acallar la protesta social".

El cuerpo de delegadas y delegados de la Asociación de Trabajadores del Estado expresó "preocupación" por "la situación de deterioro salarial y persecución gremial sufrida por los/as trabajadoras" de la Cooperativa Popular de Electricidad.

"El ya inocultable aumento del costo de vida, no es acompañado por una política salarial de parte de la 'entidad solidaria', quien debiera ajustarse a la pauta salarial acordada por los estatales", remarcó la organización. 

"Como trabajadores/as y como asociadas/os de dicha entidad, nos inquieta que se persiga una protesta legal y legítima llevada adelante por el Sindicato de Luz y Fuerza La Pampa. Esta persecución ejecutada por la gestión de Oscar Nocetti está en consonancia con las políticas represivas impulsadas por los Ministerios de Seguridad de la Provincia y de la Nación respectivamente", acusó a través de un documento difundido este jueves.

"Creemos que la política de ajuste que se quiere imponer sobre la clase trabajadora se traduce en esta estrategia de persecución de la conducción de la CPE, así como también las motorizadas en todos los niveles estatales. Las y los trabajadores no somos responsables de la crisis económica y por esto no debemos pagar sus costos", insistió la ATE.

Remarcó que "en consonancia con esta avanzada represiva, paradójicamente" el lunes 17 de octubre se inaugura el primer Centro de Inteligencia Criminal de la Argentina con la presencia de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich.

Refrescaron que las autoridades manifiestan que el organismo se ocupará de reunir "datos respecto a los delitos más complejos, como narcotráfico, trata de personas, tráfico de armas y terrorismo".

"Estamos convencidos de que el Centro de Inteligencia Criminal no se limitará a estas funciones y que en el marco del brutal ajuste contra la clase trabajadora se encargará de implementar el protocolo antipiquetes y otras políticas represivas con el objetivo de acallar la protesta social. Conflictividad que será, sin lugar a dudas, el resultado de la implementación del programa económico neoliberal", completó el documento.

Comentá la nota