UTM denuncia y repudia un acta con el Frente Gremial

La conciliación obligatoria entre la Unión de Trabajadores Municipales (UTM) y la Municipalidad de Salta pasó ayer a un cuarto intermedio, hasta el próximo jueves 26 de julio a las 10, fecha en la que el gremio espera respuesta a los planteos efectuados sobre reclamos no cumplidos por el Ejecutivo Municipal en la Secretaría de Tránsito.
La representación sindical dejó constancia que levantó las medidas de fuerza adoptadas en cumplimiento a lo ordenado por la resolución de conciliación y no por que se haya dado cumplimiento a la petición del sector.

La UTM aclaró en el acta que ayer se entregó en forma parcial indumentaria de trabajo, queda pendiente de entrega al personal administrativo, de semáforos, señalización, maestranza, semáforos y motorista con indicación de los 4 expedientes de reclamo.

También está pendiente la adquisición de móviles nuevos, grúas, camionetas y motoclicletas, equipos de comunicación; solicitaron espacio físico para depósito de autos secuestrados, elementos de seguridad para control nocturno. También está pendiente de resolución el pedido de pagos de adicionales solicitados a través de 11 expedientes, todos del año 2011.

Otro de los pedidos de la UTM es la participación del personal uniformado en la oficina de Prensa que funciona en el organismo, la reapertura de los cuadros inferiores de la estructura dado que por jubilaciones y fallecimientos quedaron vacantes sin cubrir.

La UTM pidió también el nombramiento de personal de planta permanente con antigüedad para las direcciones vacantes en la estructura superior. La UTM denunció y repudió además el acta acuerdo firmada entre el Ejecutivo Municipal y el denominado Frente Gremial, que “no está habilitado para realizar negociaciones colectivas en contradicción a lo ordenado por la Ley 23551, ya que la única entidad legitimada para representar a los trabajadores es la UTM”.

El director general de Personal de la Municipalidad, Miguel Fernández, dijo que el Ejecutivo dio cumplimiento a los puntos reclamados (reparación de móviles, indumentaria y pago de adicionales) y pidió un cuarto intermedio de una semana.

Comentá la nota