Denuncian agresiones del Sindicato de Vigiladores contra afiliados riocuartenses

La abogada de los trabajadores dijo que recibieron golpes, insultos y hasta daños en autos particulares

La in­ter­ven­ción de un gru­po del Sin­di­ca­to de Vi­gi­la­do­res de Cór­do­ba (Su­vi­co) en una au­dien­cia en el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo la se­ma­na pa­sa­da ter­mi­nó con la agre­sión de los gre­mia­lis­tas ha­cia los tra­ba­ja­do­res de Río Cuar­to que exi­gían su apo­yo con­tra la em­pre­sa que los em­plea­ba.

“Gol­pes de pu­ño, in­sul­tos, da­ños en los ve­hí­cu­los par­ti­cu­la­res, y has­ta pin­cha­du­ra de las go­mas su­frie­ron los afi­lia­dos rio­cuar­ten­ses al no que­rer arre­glar las con­di­cio­nes que les im­po­nía la pa­tro­nal”, ase­gu­ró la abo­ga­da la­bo­ra­lis­ta Ma­bel Da­gat­ti.

Ad­mi­tió que “les ha­bían pe­di­do que vi­nie­ran, por­que pa­ra una an­te­rior au­dien­cia no se pre­sen­ta­ron, y es­ta vez se ex­cu­sa­ron a tra­vés de un re­pre­sen­tan­te de ape­lli­do Páez, di­cien­do que lo de acá no era un con­flic­to co­lec­ti­vo. Pe­ro nun­ca se es­pe­ra­ron que los agre­die­ran cuan­do les exi­gie­ron que los de­fen­die­ran apo­yan­do su pos­tu­ra de no fir­mar un acuer­do des­fa­vo­ra­ble pa­ra ellos”.

Va­le re­cor­dar que la Pro­vin­cia de­ci­dió cam­biar la con­ce­sión de la vi­gi­lan­cia de las se­des de la Lo­te­ría de Cór­do­ba, de la em­pre­sa In­for­me Con­fi­den­cial a Pass­word, an­te lo cual los em­plea­dos fue­ron in­vi­ta­dos a re­nun­ciar vo­lun­ta­ria­men­te pa­ra pa­sar a la otra fir­ma, pe­ro sin re­co­no­cer­les la an­ti­güe­dad.

“En Río Cuar­to ha­bía 26 em­plea­dos que fue­ron re­du­ci­dos a 19 por la nue­va em­pre­sa y ade­más le pi­die­ron que re­nun­cia­ran a su an­ti­güe­dad, si­tua­ción que re­cha­za­ron 9 de ellos. Por eso se rea­li­zó la de­nun­cia en el Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo”, ex­pli­có Da­gat­ti.

Un co­lec­ti­vo lle­no de re­pre­sen­tan­tes del Su­vi­co Cór­do­ba lle­gó a Río Cuar­to, en un prin­ci­pio y se­gún ex­pre­sa­ron a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción pa­ra apo­yar a los rio­cuar­ten­ses, pe­ro lue­go al fi­na­li­zar la au­dien­cia los ame­na­za­ron pa­ra que fir­ma­ran el acuer­do.

Se­gún la abo­ga­da Da­gat­ti “di­cen que en Cór­do­ba acor­da­ron pa­sar de una em­pre­sa a otra sin in­dem­ni­za­ción ni an­ti­güe­dad. Pe­ro acá quie­ren que les pa­guen la in­dem­ni­za­ción o les re­co­noz­can la an­ti­güe­dad pa­ra se­guir tra­ba­jan­do”.

Hoy ha­brá una nue­va au­dien­cia en la que es­pe­ran po­der re­sol­ver el caso.

Comentá la nota