Denuncian destrozos en la Dirección de Educación y Cultura bonaerense

Un grupo de trabajadores de ATE habrían ingresado a la sede de la cartera de manera violenta por una protesta salarial; según funcionarios, rompieron computadoras y muebles.
En medio de un reclamo por el cobro de haberes, un grupo de trabajadores de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, agrupados en ATE, protestaron ayer en la sede principal de la cartera y generaron destrozos en las oficinas que ocupa la titular de la dependencia, Nora De Lucía, según denunció a LA NACION uno de sus voceros.

Desde ATE, el secretario general de la provincia, Oscar de Isasi, aseguró a este diario que efectivamente existió un reclamo y un compromiso de pago, pero dijo desconocer los incidentes. "Las autoridades deberán probarlo", expresó.

El funcionario de la cartera de Educación, que tiene rango ministerial, relató que durante la tarde de ayer corrió el falso rumor entre los trabajadores de que no iba a realizarse el pago de horas extras. La plantilla total es de unas 5400 personas.

Ante la noticia, cerca de las 20 un grupo de 100 empleados, dirigidos por dos delgados internos, forzaron el ingreso a la Dirección de Escuelas, de zona restringida, tras luchar con efectivos policiales. "Consiguieron entrar a las oficinas. Allí golpearon al subsecretario de Recursos Humanos, Claudio Crissio, y al encargado de la negociación colectiva, Daniel Montes de Oca. En el despacho de De Lucía no encontraron a la directora, por lo que amedrentaron a los empleados y rompieron computadoras y muebles", describió la fuente de la cartera. "Prácticamente fue un atentado", señaló.

Tras los disturbios, se firmó un acta donde se formalizaba que el pago de las horas extras efectivamente se va a realizar mañana. Desde la dependencia aseguran que dicha exigencia se dio "bajo coacción".

Si bien aún no se conocieron imágenes de los hechos violentos, desde la cartera aseguraron a LA NACION que los incidentes están filmados.

Los empleados de ATE realizaron una asamblea esta mañana frente a la Dirección, mientras De Lucía participaba de una reunión con el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni.

RECLAMOS POR EL PRESUPUESTO

Los disturbios de ayer en Cultura y Educación son un correlato también de una protesta por 48 horas que ATE provincial, que conduce De Isasi, lleva a cabo frente a la Legislatura provincial contra el proyecto de presupuesto 2013 presentado por el gobernador Daniel Scioli. Allí también participan agrupaciones que dependen de la CTA de Pablo Micheli.

"El presupuesto representa un grave ajuste para los trabajadores", se quejó el gremialista ante este diario.

Los sindicatos reclaman por la fijación en la norma de la pauta salarial para el año que viene, así como rechazan una disminución en la cantidad de pases a planta permanente estipulados en la iniciativa y en las partidas presupuestarias.

Comentá la nota