Denunciante del Surrbac que sobrevivió a un intento de asesinato ahora recibió una corona fúnebre en su casa

Denunciante del Surrbac que sobrevivió a un intento de asesinato ahora recibió una corona fúnebre en su casa

Se trata del exempleado de Crese Pablo Carrasco. El hombre denunció a Pascual Catrambone, segunda autoridad del sindicato que dirige Mauricio Saillén. 

El exempleado de Crese Pablo Carrasco, quien sobrevivió a un intento de asesinato en enero pasado luego de que denunció a Pascual Catrambone, segunda autoridad del sindicato de recolectores (Surrbac), contó que le dejaron una corona fúnebre en la puerta de su casa.

Carrasco indicó que este martes por la madrugada le dejaron la corona enganchada en la puertarreja de su vivienda, por lo que presentará la denuncia en la unidad judicial.

Su abogado, Marcelo Villarroel, señaló a La Voz que se levantó temprano y vio la corona en la puerta de su casa, sin ningún papel o mensaje adosado. "No estaba la consigna policial. Ya nos habíamos quejado con el fiscal del caso, Villada", explicó y agregó que la custodia no es regular, sino "salteada".

"Algunos se quedan, otros se van", dijo sobre los policías que deben vigilar la residencia.

Lo que dijo Carrasco

"A las 5.30 me levanto porque me llama mi mujer y me dice que pusieron una corona en la puerta de mi casa. Como es de costumbre, estoy sin custodia", se quejó, en declaraciones a Noticiero Doce, por El Doce. 

"El que me ha hecho lo que me ha hecho... esto viene del mismo lado, no puedo imaginarme otra cosa", opinó y recordó el ataque en el verano. 

"El 3 de enero me balearon. Mi vida ha cambiado, lamentablemente. Y estoy encerrado prácticamente en mi casa. Desde enero, he tenido custodia, pero, en el último tiempito, dejaron de ir y es raro verlos en casa", señaló. 

"Estoy desprotegido. A raíz de esto el día domingo me fui al domicilio de mi madre. Me fui por unos instantes, y mi señora sintió que golpearon la puerta, y, cuando salió, no había nadie. Llama mucho la atención", cerró.

El caso

El extrabajador de Crese sobrevivió a un ataque a balazos el 3 de enero último luego de una denuncia que presentó en la Justicia contra Catrambone, el "número 2" del sindicato que dirige Mauricio Saillén, a quien acusa de haberse enriquecido gracias a un grupo de empresas familiares que consiguieron contratos millonarios de la Crese.

Carrasco fue despedido de su trabajo en la empresa municipal luego de que, junto con otros 29 compañeros, intentaran presentarse a elecciones en una lista opositora a Saillén y Catrambone.

Saillén y Catrambone negaron que el ataque contra Carrasco pudiera tener vinculación con aquella acusación, culparon a la prensa por las sospechas y sugirieron que el motivo de la agresión podría tener relación con una interna del gremio de Camioneros que dirige Hugo Moyano, como publicó La Voz.

Coment� la nota