ATE denunciará a Gutiérrez

ATE denunciará a Gutiérrez
Los dirigentes del gremio estatal se presentarán a la Justicia para realizar una demanda penal contra el Intendente por los incidentes ocurridos el 5 de septiembre en el edificio de Alberdi 500. El Municipio salió a responder las acusaciones

Los dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Quilmes realizaron ayer una conferencia de prensa en la que anunciaron que le iniciarán una demanda penal al intendente municipal de Quilmes, Francisco Gutiérrez, por la represión que sufrieron sus afiliados el 5 de septiembre, día en el que tomaron la Municipalidad en reclamo a 12 trabajadores de su gremio que habían sido despedidos. "Convocamos a esta reunión en la que nos acompañan organismos de derechos humanos ay distintos gremios del distrito, docentes, judiciales, médicos y otros más; ya que radicamos una denuncia penal contra el intendente Gutiérrez por abuso de autoridad y lesiones", aseguró el secretario Adjunto de ATE, Pedro Simonetti. Y agregó que "ya tenemos la copia del libro de guardia del Hospital de Quilmes, al que curiosamente, nos costó mucho poder acceder, con la nómina de todos los compañeros lesionados. Tenemos fotos e imágenes de filmaciones de los hechos acaecidos el 5 de septiembre en e Municipio y vamos a poner todo esto en manos de la Justicia, para que esta obre y determine las responsabilidades que le caben a cada uno". Simonetti aprovechó la oportunidad para dejar entrever su molestia con el titular del HCD de Quilmes, José Migliaccio, quien calificó a la manifestación y el reclamo de ATE de aquel día como "una payasada". "Hay que tomarlo como de quién viene. Migliaccio estaba en el Municipio ese día que hacíamos nuestro legítimo reclamo y no se dignó a acercarse a ver cuál era el problema que había", expresó el gremialista. Por otra parte, Simonetti descalificó el comunicado de la línea opositora del sindicato, la Lista Azul (la agrupación Pocho Lepratti), que criticó la actitud de los manifestantes de ATE encabezados por la Lista Verde (oficialismo) que él conduce: "no hay un sólo delegado de ATE Quilmes que pertenezca a esta agrupación. Es cierto que existe la lista Azul, pero en Quilmes la conduce Sebastián Raspa, que es el número dos de David Gutiérrez, por lo que para nosotros la lista Azul es lo mismo que el intendente Gutiérrez, son patrones y por lo tanto, defienden los intereses de la Municipalidad". En tanto, ante la versión de la Policía, que afirmaba que aquel 5 de septiembre los sindicalistas atacaron a la Fuerza, lo que originó los incidentes, Simonetti señaló que "intentamos subir al segundo piso y en ese momento fuimos reprimidos. Además de la Policía, estaba la patota civil, a los que tenemos identificados". Otro de los que habló sobre los hechos violentos de aquella jornada, fue el secretario general de ATE provincial, Oscar de Isasi, quien indicó que "venimos a ratificar el respaldo al accionar de ATE Quilmes del 5 de septiembre y a apoyar la denuncia contra la represión cívico-policial por el pedido de reincorporación de una docena de trabajadores cesanteados por pedir mejores condiciones laborales en la Municipalidad de Quilmes". De Isasi añadió que "desde el poder político.económico, tanto de Quilmes como desde Provincia, se busca ilegalizar el conflicto y reprimir para amedrentar a los luchadores". Por último el gremialista dio a conocer un cronograma de medidas de fuerza que tomará ATE en los próximos días: "ratificamos un paro de 48 horas el 18 y el 19 de septiembre; haremos una jornada provincial de lucha el lunes 26 con el cese de actividades de los empleados de ATE en cada municipio de la Provincia. Mientras que el 10 de octubre, tanto CTA como ATE haremos paro y movilización hacia la Casa de Gobierno bonaerense en contra del ajuste, unificando nuestra luchas y reclamos". Estuvieron presentes en la conferencia la secretaria general de SUTEBA Quilmes, Lidia Braceras; el secretario de Organización de CTA nacional, Darío Perillo; la titular de la Comisión de Homenaje a las Madres de Plaza de Mayo, Cristina Cabib; la secretaria general de ATE Quilmes, Selva Guillén; el dirigente del PO, Guillermo Kane; el del PST y FIT, Cristian Castillo; el asesor letrado de CTA, Juan Carlos Capurro y la candidata a Concejal por el FIT, Carla Lacorte, entre otros dirigentes y sindicalistas locales.

Oviedo: "estamos cada vez más convencidos de que no se trató de una acción gremial sino política"

Tras conocido el anuncio de los dirigentes de la Asociación de Trabajadores del Estado, la respuesta del Municipio no se hizo esperar. El secretario de Gobierno de la Comuna, Raúl Oviedo, no dudó en afirmar que con las medidas anunciadas desde ATE, "estamos cada vez más convencidos de que no se trató de una acción gremial sino de una cuestión política" ya que consideró que los planteos más importantes "estaban prácticamente solucionados, como por ejemplo el pase a planta de trabajadores". Y recordó que el 27 de agosto del corriente se había firmado una lista de conformidad con ATE y el Sindicato de Trabajadores Municipales de Quilmes. "Eso ya estaba charlado y prácticamente solucionado", sostuvo el funcionario. "Después -continuó- estaba el tema de los nueve despedidos… de unos 3.000 mensualizados que tiene el Municipio, no se le renovó el contrato a 9 agentes, que se excediron de la tolerancia que se tiene. Es decir, realmente tienen que ser bastante vagos para que no se le renueve el contrato". Y agregó: "entre mensualizados y personal de planta hay cerca de 6.000 trabajadores y no se le renovó a 9… así que no se puede decir que hay despidos deliberados". Asimismo, con respecto a la denuncia que anunciaron que presentarán los dirigentes de ATE, Oviedo sostuvo que "vamos a ponernos a disposición de la Justicia" y reiteró que se trata de una acción política electoral, señalando que "de las cien personas que participaron de la asamblea, pudimos identificar sólo a 17 como trabajadores y delegados de distintas áreas del Municipio… hicieron un desastre en el hall, arengados por Pedro Simonetti y avanzaron sobre la Policía que estaba en custodia del patrimonio del Municipio y de los empleados que estaban trabajando. Eso se ve en las filmaciones… tenían palos, piedras y fierros y empezaron a romper todo. Es una falta de respeto a los bienes de todos los quilmeños". Finalmente, tras calificar dichos hechos como actos vandálicos, el Secretario de Gobierno no dudó en aseverar que "esta acción es la manera en la que los instruyeron con intereses contrarios a los vecinos y a los trabajadores municipales".

Comentá la nota