Derrota para Alberto Olea en la Cámara de Quinieleros

En una ajustada elección, el intendente de Monteros y presidente del Congreso Provincial del Partido Justicialista, Alberto Olea (foto), fue derrotado ayer por María Volpi de Radusky en la elección realizada en la Cámara de Quinieleros de Tucumán.
En una ajustada elección, el intendente de Monteros y presidente del Congreso Provincial del Partido Justicialista, Alberto Olea (foto), fue derrotado ayer por María Volpi de Radusky en la elección realizada en la Cámara de Quinieleros de Tucumán.

El jefe comunal obtuvo 30 votos, mientras que su contendiente, quien fue secundada por otro monterizo: Jaime Serra, logró 32 adhesiones. La postulación de Olea, quien en los días previos al acto de renovación de autoridades había asegurado que "desde hace 26 años" vive de esa actividad, había causado malestar en la entidad. De hecho, la propia Volvi de Radusky había denunciado una incompatibilidad por parte del Intendente, en razón de que el estatuto de la Cámara no acepta que la presida alguien que ejerce funciones públicas. La ganadora de la contienda, quien sucedió en el cargo a Luis Alves, también había expresado que presidir esa entidad requiere de trabajo y atención diarios, por lo que dudaba que Olea pueda estar en los dos frentes y cumplir con las exigencias correspondientes.

Comentá la nota