Desafíos e ironías entre Moyano y la CGT oficial

El camionero dijo que el paro será masivo; Caló y Yasky le respondieron

Dispuesto a subir la apuesta contra la Casa Rosada, Hugo Moyano pronosticó ayer una "alta adhesión" de los trabajadores al paro nacional previsto para pasado mañana y organizado junto con el gastronómico Luis Barrionuevo . Los sindicalistas cercanos al Gobierno y enrolados en la CGT oficial le contestaron con dureza y hasta lo desafiaron a concretar la medida "con el transporte funcionando" para dirimir la adhesión real a la medida de fuerza.

"Va a tener una adhesión muy, pero muy importante", respondió Moyano en declaraciones radiales. Y atribuyó esa reacción futura al "malhumor" con el gobierno nacional por la "inseguridad inusitada", además de la "inflación" y la "falta de paritarias libres".

"Si bien toda la sociedad está padeciendo el tema de la inseguridad, lo del trabajador es más grave porque, a cualquier horario, cuando se dirigen al trabajo son asaltados, golpeados, les cortan los dedos, como a los colectiveros", dijo Moyano, que también criticó a la presidenta Cristina Kirchner por anunciar el mes pasado un aumento de jubilaciones del 11 por ciento, que "ya fue absorbido antes de cobrarlo por la inflación".

Con relación a las paritarias salariales, el líder camionero insistió en que "no es cierto que las paritarias sean libres". Y afirmó que "los sectores empresarios reciben una presión muy grande del Gobierno para que no den el salario que los trabajadores legítimamente reclaman por la inflación desbordante que tenemos".

RESPUESTAS

Desde el otro rincón, la CGT oficialista desestimó la validez de la medida. "No están dadas las circunstancias para hacer un paro general", dijo el líder de la organización sindical, Antonio Caló , y la consideró "un paro político". "Hacé una encuesta a ver si la gente quiere o no parar. A ver si, habiendo medios de transporte, el paro es o no efectivo. Claro, parando el transporte, la gente no tiene medios para ir a trabajar", ironizó Caló en declaraciones radiales.

En la misma línea, el titular de la CTA oficialista, Hugo Yasky , afirmó que la medida de fuerza "es un paro contra un gobierno popular y democrático, que generó grandes avances para el movimiento obrero y en general para todo el pueblo".

Para el dirigente, defensor de las posturas del kirchnerismo, "(Moyano y Barrionuevo) deciden el paro después de haberse reunido con la Sociedad Rural, Mauricio Macri y Sergio Massa para enfrentar al gobierno que más benefició a los trabajadores desde la vuelta a la democracia (...) Quieren poner a los trabajadores de furgón de cola de la derecha y los sectores más reaccionarios del país", agregó el dirigente del gremio docente.

A pesar de sus declaraciones, buena parte de los gremios docentes (enrolados en la CTA disidente de Pablo Micheli ) adherirán al cese de actividades previsto para el jueves, al igual que gremios aeronáuticos , tal como lo reconoció el propio titular de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde..

Comentá la nota