No descontarán los días de paro a los municipales

La dirección de Inspección Laboral de la Provincia, a cargo de Adolfo Castellanos, llamó a conciliación simple a las autoridades del concejo chacarero y a ATE. El proceso en esta oportunidad, obtuvo buenos resultados.
Se acordó un impasse de 45 días en la protesta que venían realizando los trabajadores y no se descontarán las jornadas de huelga como se había anunciado. Posteriormente continuará la ronda de diálogo a fin de arribar a una solución definitiva.

Si bien Castellanos había indicado que las partes no estaban obligadas a concurrir a convocatoria ayer, por cuanto no se trataba de una conciliación obligatoria, proceso que ya fue establecido en su momento y que fracasó, dijo que lo hacía como un “nuevo esfuerzo” para acercar posiciones, hasta entonces inflexibles.

Los municipales, que la semana pasada tomaron el Concejo Deliberante de Valle Viejo, insisten en una mejora salarial de 750 pesos, mientras que se les ha otorgado un incremento de 500 pesos. Aseguran que existe el presupuesto suficiente para pagar la diferencia de 250 pesos para arribar a la suma requerida y como parte de las acciones de protesta habían iniciado una huelga de hambre, a través del delegado de ATE Valle Viejo, Juan Carlos Lancia, quien permaneció hasta haber efectivizado la medida.

El jueves había indicado que permanecería en huelga de hambre hasta que las autoridades brindaran una respuesta satisfactoria en torno al aumento y “dejen de nombrar funcionarios”.

También en la jornada, el sector recibió la visita de delegados de ATE a nivel nacional, quienes mantuvieron un breve contacto previo al inicio de la sesión, sin ningún acuerdo tampoco.

Los delegados nacionales habían anunciado inclusive que el caso de los trabajadores de Valle Viejo sería “denunciado a nivel nacional porque existe una clara discriminación entre los estatales del interior y los de la provincia”. Pasado el mediodía se conoció el llamado a conciliación simple que se desarrolló con éxito. El segundo encuentro fue pactado para el 31 de agosto. Hasta entonces no habrá medidas de fuerza y tampoco se descontarán los 18 días de paro.

Coment� la nota