Descubrieron un fraude en la Empresa Provincial de Transporte

Descubrieron un fraude en la Empresa Provincial de Transporte

La Fiscalía de Estado detectó cuatro implicados. Es muy probable que el caso pase a la Justicia. A raíz de la investigación, modificaron el sistema de ingresos y egresos y de vacaciones y francos

La Fiscalía de Estado investiga un fraude realizado, en principio, por cuatro empleados de la Empresa Provincial de Transporte (EPTM), tras recibir una denuncia anónima de un testigo de identidad reservada.

En un allanamiento realizado en diciembre del año pasado se incautó documentación confeccionada en forma manual y las computadoras de la empresa, gracias a lo cual pudo determinarse la veracidad de la denuncia y detectar el modo de operar de los estafadores: un chofer solicitaba licencia en su turno regular pero trabajaba bajo la identidad de otro chofer en el turno siguiente horas extras, abonadas al 50% del valor ordinario. De este modo, cobraba por mes el sueldo normal, más lo que podía obtener “por izquierda”, gracias a la complicidad de personal administrativo que liquidaba el monto, otro chofer y el encargado de repartir las horas extras y los francos. 

La Fiscalía tras recibir las pruebas y considerar los descargos de los implicados ordenó la cesantía de uno de los choferes porque fue encontrado in fraganti y por ahora los demás implicados están sumariados. Sin embargo, aún están analizando si habrá una presentación ante la Justicia penal por el caso, lo que parece casi seguro según fuentes confiables de Fiscalía. 

Al ser una investigación en curso quedan puntos claves por definir, como el tiempo transcurrido entre el inicio del fraude y el descubrimiento de los hechos, el monto total de la estafa, y si hay más implicados en el tema, sobre todo porque se sospecha que también hay personal jerárquico involucrado.

Para realizar la investigación y cómo aún no se sabe hasta dónde llega el nivel de las complicidades, la Fiscalía empezó solicitando informes parciales sobre los últimos meses de liquidación de horas extras de un grupo de personas no relacionadas a la denuncia, para evitar que los autores se anoticiaran de la investigación. 

En el proceso de esa información, quedó en evidencia que las planillas de registro de quienes trabajaban por turno eran fraguadas, es decir se comprobó la irregularidad administrativa, y con este dato en firme fueron separados de sus funciones los autores del fraude.

Este caso fue parte de la revisión que encaró la Fiscalía de Estado de las licencias por enfermedad que presentan los conductores de troles, licencias que al menos de 2011 a la fecha están bajo la lupa. Uno de los aspectos que no encajan para los investigadores del tema es la cantidad de personas con parte médico (alrededor de 80) y dentro de este grupo, algunas justificaciones certificadas con motivos muy light. Este caso también está atado a las observaciones que hizo la propia Fiscalía respecto del alto grado de siniestralidad que registran los troles, que derivó en otro expediente iniciado en mayo.

Roberto Pacini, director de la EPTM, reconoció que luego del descubrimiento del fraude fue modificado el manejo de las licencias por enfermedad, francos y horas extras, para controlar con mayor precisión.

“En 45 días estará resuelto el proceso y eso va a una Junta de Disciplina que dará su opinión respecto a la sanción que les corresponde”, indicó Pacini. A raíz del caso cambiaron el mecanismo de ingreso y egreso de los empleados, personal de la dirección de Recursos Humanos y se empezó a monitorear la liquidación de horas extras y francos.

Según Pacini, “este control no sólo se hace a los efectos de cruzarlos con el manejo de las licencias y los francos sino también para el control financiero de la empresa de troles”.

El alcance del fraude

El fraude si bien no está calculado afecta a una cantidad importante de recursos, ya que por mes las horas extras están destinadas no sólo al manejo de las unidades, es decir choferes, sino también a los mecánicos, limpieza y mantenimiento del metrotranvía, y representan globalmente el 15% de la base de la nómina salarial. 

Por supuesto que la suma varía de acuerdo con la cantidad de feriados y enfermos que puedan surgir en un mes. El funcionario calculó que se trata de unos $430 mil mensuales. Para dar un ejemplo, Pacini informó que “en mayo fueron pagadas 4.011 horas extras, 481 días de franco y otros 381 días feriados nacionales, por supuesto repartidos entre los 492 choferes de la planta de la EPTM”.

Las horas extras son comunes en la empresa de troles porque no siempre el recorrido termina en el tiempo estipulado, porque puede romperse la unidad o por un corte de calles ante una protesta, y siempre se solicita que termine ese recorrido un mismo chofer de esa frecuencia afectada.

Las planillas son realizadas en la empresa, con todas las novedades diarias. Un día franco trabajado o un feriado nacional aporta unos $600 al sueldo de los choferes. Por supuesto, el monto es mayor a medida que cambia el básico y los adicionales, mientras que la hora extra vale $67 para un sueldo inicial.

La auditoría realizada sobre todos estos procesos derivó en varias medidas. La primera es el ingreso de 15 nuevos choferes para bajar la cantidad de dinero gastado en francos trabajados, ya que resulta más económico pagar sueldos normales.

Además se acelerará la puesta a punto de tres nuevas unidades a los recorridos más otras 12 en proceso de fabricación para reducir las horas que una unidad está en mantenimiento, y se creará en breve una Junta Médica especial para la EPTM, con un profesional médico dedicado exclusivamente a verificar los certificados presentados a diario.

Analizan la cantidad de licencias prolongadas

No es la primera vez que las licencias por enfermedad están en el ojo de la tormenta, y mientras Fiscalía de Estado avanza en la investigación sobre la EPTM, al día de la fecha están en curso 44 licencias prolongadas, de las cuales 23 requieren de cambio de funciones, según datos proporcionados por la propia empresa de troles. 

De todos modos, al llevar adelante el caso del fraude de los choferes, la enorme siniestralidad producida por los conductores y la cantidad llamativa de certificados por situaciones de poco importancia, desde la misma Fiscalía explicaron que aún queda mucho trabajo por delante para determinar la cadena de responsabilidades por la cual el Estado provincial pierde dinero.

Desde el Gobierno reconocen que el sistema de controles estaba viciado de errores que permitían este tipo de defraudaciones,similar al que ocurrió en enero pasado en Salud, cuando un médico estaba de licencia en su cargo estatal pero cumplía funciones en una clínica privada de Rivadavia. 

Como sucedió con el chofer, este profesional fue cesanteado, perdiendo inclusive todos los beneficios jubilatorios. La cesantía implica que esa persona no puede volver a trabajar en el sector estatal donde realizó el fraude. En cambio la exoneración es más grave: directamente no puede ocupar ningún cargo en el Estado.

En números

492 personas es la planta actual de la EPTM.El Grupo 12 hace 575 frecuencias diarias, por lo cual requiere de 91 choferes y 35 unidades.Por día es otorgado un promedio de 6 licencias por enfermedad.El Grupo 11 hace 220 frecuencias diarias, con 44 choferes y 22 unidades.Cada día una o dos personas se presentan enfermas o solicitan permiso.

El Ejecutivo busca transparentar el tema

El Gobierno provincial presentó el viernes pasado el portal de autogestión del empleado público, por el cual cada uno de los 94 mil trabajadores estatales que integran la nómina puede acceder a su legajo digital o descargar el recibo de sueldo y realizar trámites, además de servir como un espacio de participación, con la posibilidad de hacer sugerencias.

Este sitio web es resultado de una estrategia para el manejo del personal más amplia, que empezó por la realización del censo, siguió con la implementación del legajo digital y ahora pone en marcha el portal de autogestión.

En tanto, los resultados del censo están siendo analizados con diferentes cruces para llegar a una conclusión respecto al estado general del personal del Estado. 

Ya se sabe que fueron contabilizadas 94 mil personas, incluyendo el total de horas cátedras de los docentes, ya que se utilizó el CUIL como elemento de registración de cada uno de los trabajadores estatales.

Primeras conclusiones

El número citado implicaría una tasa de ingreso del 2% anual, por el cumplimiento de las paritarias. Además arrojó que sólo el 27% de los empleados estatales tiene formación universitaria y que un tercio del total tiene entre 30 y 40 años, entre otros datos. Pero todavía falta terminar las lecturas, las cuales estarían en breve recopiladas en un libro.

De todos modos, Mariana Ansaldi, directora de Recursos Humanos de la provincia, aseguró que “con el censo y el portal en marcha será más fácil realizar los controles sobre licencias, enfermedades de los empleados, liquidaciones de haberes, incompatibilidades en los cargos, el nivel de ausentismo, los casos judicializados, etcétera. Este trabajo es histórico porque por primera vez el Estado provincial tendrá integrada las tres juntas médicas, que funcionaban por separado: la de los docentes, la de la policía y la del resto de la Administración Pública, con la creación de un Consejo de Junta Médica, más la integración de la ART”.

Trazabilidad

Agregó que “al ciudadano le tiene que interesar que con este sistema completo de manejo del trabajador estatal habrá más transparencia, que cada uno de los trabajadores tiene un lugar donde será evaluado, donde estará de acuerdo a sus competencias, donde se tendrá claro el crédito que consume y el salario que se paga. En definitiva, aporta un sistema de trazabilidad donde serán cada vez más visibles situaciones como las sucedidas en la EPTM”, indicó la funcionaria.

Además el sistema incorporó un método de auditoría interna que prevé el funcionamiento de alertas tempranas cuando salten irregularidades en algún ámbito del Estado provincial, de forma tal que “no nos enteremos cuatro o cinco meses después de que pasó”, subrayó Ansaldi.

Comentá la nota