Desde la CTA dispararon que las amenazas sólo generan indignación y consolidan las medidas de fuerza

Desde la CTA dispararon que las amenazas sólo generan indignación y consolidan las medidas de fuerza
Desde la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) reconocieron que las clases no van a comenzar en las escuelas de la Provincia debido a que no está dictada la conciliación obligatoria. El Frente Gremial se mantiene firme en las 72 horas de paro y, si no hay una propuesta superadora, advierten continuar con las medidas de fuerza.
“Convocamos esta conferencia para expresar la solidaridad, el apoyo y la acción activa para todos los trabajadores estatales, necesitamos una propuesta digna de recomposición salarial”, sostuvo Roberto Baradel, secretario general de la CTA Buenos Aires y del gremio docente SUTEBA.

El gremialista aclaró que no toleran el autoritarismo de las autoridades: “Las amenazas de descontar los días de paro sólo generan indignación y consolidación de las medidas de fuerza, tropiezan siempre con las mismas piedras, no vamos a rifar nuestra dignidad por un descuento”.

“No sólo los docentes, casi la totalidad de la administración pública, médicos, enfermeros, judiciales, todos luchamos con un mismo reclamo, con un mismo esfuerzo”, expresó el sindicalista en diálogo con NOVA.

La CTA continúa en estado de alerta: “Nos vamos a reunir y a analizar qué acciones vamos a llevar a cabo durante la semana que viene en caso que no haya respuestas del Ejecutivo”, agregó.

Los niveles de acatamiento del paro fueron prácticamente totales: “Esta es una señal concreta de firmeza y convicción del reclamo, simplemente exigimos que se nos considere como trabajadores y se nos respete, para recuperar poder adquisitivo del salario”, manifestó Baradel.

El secretario general de la CTA concluyó que “la conciliación obligatoria es en términos nacionales, la Provincia ha hablado con los gremios estatales y cada uno de ellos lo va analizar. Necesitamos propiciar un lugar de diálogo, pero serio”.

Comentá la nota