Desde ATE impulsan un paro en el municipio de Rawson

Quiroga denunció que aún no se han pagado los salarios y piden por el pase a planta de la totalidad de los trabajadores. Adelantó que no acatarán la conciliación obligatoria.

Todavía no terminó de pagar el sueldo de los trabajadores, aún se les debe a los trabajadores de la Secretaría de Cultura y a más de 300 trabajadores de planes tampoco se les pagó. Además no se ha abonado el concepto de horas extras a la gente del Girsu, se paga un mes y se le deben dos. Y encima tienen el tupé de querer perseguir a los trabajadores”, advirtió el dirigente de la Asociación de Trabajadores del Estado, Guillermo Quiroga. Desde el gremio impulsan un paro por tiempo indeterminado en el municipio de Rawson y la medida comienza el jueves.

Explicó que “cuando iniciamos la medida de fuerza, hace ya un mes, fue por el pago de las horas extras. Se pagaron y discutimos el pago de medio aguinaldo para los planes que se ha concretado. Luego pedimos el pase a planta. Esto lo hizo solamente ATE, no estaban los otros gremios presentes”.

Afirmó que el gremio tuvo el gesto de posponer la discusión salarial para el segundo semestre a cambio del pase a planta de los trabajadores. “Se postergó la discusión del aumento salarial para el 25 de agosto pero a cambio pedimos el pase a planta de todos los trabajadores municipales, esto es, los que estaban con contrato. La medida no impactaba presupuestariamente, no le significa un peso de más al municipio. Ahí es cuando se convoca al resto de los gremios y se discuten paritarias”.

Añadió que “cuando se empiece a discutir quienes pasaban a planta, el gobierno municipal propone pasar a todos los trabajadores hasta el 2014 y a todos los trabajadores del Girsu, que ingresaron en 2015, dejarlos afuera. Fue un capricho del municipio que nosotros no podemos aceptar”.

Mala fe

Quiroga indicó que el municipio capitalino “actuó de mala fe y allí se trabó la discusión. La Secretaría de Trabajo llamó a conciliación obligatoria pero nosotros no la aceptamos, continuaremos con medidas de fuerza porque entendemos que hay una estrategia del gobierno municipal de socavar todo el esfuerzo de los trabajadores para lograr mejoras laborales”.

El sindicalista cuestionó las condiciones laborales. “Hablamos de las condiciones paupérrimas en las que trabaja un trabajador en el corralón, cuando recolecta la basura. No tienen seguro de vida, las condiciones de higiene y salubridad están muy por debajo de lo que debe ser. Están en deuda. Además, quieren dejar afuera a 60 trabajadores por un capricho, por ser quienes impulsaron la medida de fuerza por hacer trabajo realizado y no pagado. Es un castigo que no vamos a permitir”, precisó.

“Cuando las autoridades municipales en algún momento hablan de que son trabajadores que ingresaron hace seis meses, es mentira. Hace un año y medio que ingresaron. Quieren dejarlos afuera para no renovarles el contrato. Estas autoridades están hace cinco años, no ingresaron recién. La conciliación obliga a las partes a negociar de buena fe, nosotros levantamos las medidas de fuerza pero la otra parte también tiene que retrotraer la medida. Cabe aclarar que no está cumpliendo con su parte porque no está pagando los sueldos, a ocho días del mes no ha ingresado el dinero, sumado al retraso en las horas extras”, argumentó.

“Se les descontó dinero a los trabajadores que iniciaron una medida de fuerza. Es ilógico porque el municipio no cumple con su deber y castiga, ¿y nosotros vamos a levantar la medida de fuerza?. Cuando haya buena fe discutiremos. El jueves arrancamos con un paro determinado, si nos dicen que antes del jueves van a pasar a planta, levantaremos la medida”.

Comentá la nota