Desde CTA oficial proponen paritaria por dos años atada a la inflación de provincias

El Sutna propuso al Gobierno vincular los aumentos al IPC Siete Provincias para que la actualización sea automática. Dice que así se evita la escalada entre precios y salarios
El Sindicato Unido de Trabajadores del Neumático (Sutna), que integra la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) oficialista, propuso al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, negociar la próxima paritaria a dos años y atada al índice de inflación de las siete provincias.

Así lo aseguró el secretario general de Sutna, Pedro Wasiejko, en diálogo con El Cronista. La intención del Sutna, dijo, es cerrar un acuerdo paritario de dos años de extensión con una cláusula que permita ajustar el salario de acuerdo a la evolución del Índice de Precios al Consumidor (IPC) conformado por las mediciones de siete provincias.

El indicador suele ser utilizado en despachos oficiales como alternativa al IPC del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Está compuesto por datos de precios de Jujuy, Neuquén, Paraná (Entre Ríos), Rawson-Trelew (Chubut), Salta, Santa Rosa (la Pampa) y Viedma (Río Negro). Era consignado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino (Cenda), la agrupación a la que pertenece el secretario de Política Económica, Axel Kicillof, hasta que lo discontinuó poco antes de asumir. Pero es una referencia más o menos inevitable a la hora de discutir sobre inflación.

“Nuestra propuesta es que las discusiones salariales tienen que ser más largas, de dos años, con cláusula gatillo, para no entrar en esta dinámica que hace que un acuerdo que parece fabuloso, del 30 o 35%, termine perdiendo por la inflación”, dijo Wasiejko.

El gremio que integra la CTA reacciona así frente a la iniciativa oficial de reducir la nominalidad de las paritarias, en un intento de contener la inflación. Semanas atrás, el Ministerio de Trabajo había dejado trascender que las negociaciones de este año debían estar ligadas a una recomposición salarial en línea con los precios, luego de dos años en los que, en promedio, los sueldos del sector privado formal ganaron poder adquisitivo.

En ese contexto, la presidenta Cristina Fernández anunció la semana pasada la creación de una comisión para analizar la productividad y la rentabilidad de los sectores económicos, que será tenida en cuenta –dijo– para cerrar las paritarias, aunque insistió en que las negociaciones no tendrán piso ni techo.

Wasiejko recibió a Tomada en la sede del Sutna y, según indicó en un comunicado, “ratificamos que en las paritarias no debe haber un techo y que se deben establecer acuerdos en los que no sólo se discuta un número”. El Sindicato del Neumático fue el primero en incorporar en sus convenios el reparto de las ganancias empresarias, algo que empezaron a replicar en otros sectores gremiales y que fue destacado el año pasado por la Presidenta, al rechazar el proyecto de ley que obligaba a las compañías a incorporar esa cláusula.

La intención del gremio, dijo, es ahora darle cierta estabilidad al salario. El primer paso será recomponer “el 22,7% de inflación de 2011” que arrojó el IPC de las siete provincias –que elaboraba el Cenda del actual viceministro de Economía, Axel Kicillof–. “Después, como complemento, incorporaremos cláusulas para que se vaya ajustando el salario. Eso quita la necesidad el salario de cada año”.

Así, por ejemplo si el convenio tiene una cláusula anual de indexación, el salario tendrá una actualización a fin de año de acuerdo a lo que marque el IPC alternativo para 2012. “Si la inflación fue de 18%, el segundo año habrá una actualización en el salario automáticamente”, afirmó.

El sector del Neumático debe renovar su paritaria en junio, pero las negociaciones arrancarán en abril.

Coment� la nota