Desde el sindicato celebraron la modificación de la ordenanza que regula la actividad de los taxis

Desde el sindicato celebraron la modificación de la ordenanza que regula la actividad de los taxis
Tras un largo reclamo, finalmente el Concejo Deliberante sancionó por unanimidad una modificatoria en la Ordenanza 8612 que regula la actividad del servicio privado de transporte de pasajeros de la ciudad, que contemplará, entre otros aspectos, el requisito de la regularización laboral de los choferes incluidos en la actividad.
Desde el Sindicato de Peones de Taxis celebraron este logro histórico para el sector y destacaron que pone fin a “25 años de explotación” de los trabajadores del volante.

El texto de la normativa establece condiciones y el procedimiento de tramitación en referencia al Registro de Aspirantes de licencias de taxis. A partir de la promulgación de la ordenanza, el titular de la licencia deberá completar el formulario 931 del alta temprana de su chofer cuando inicie el trámite en el Municipio para incluirlo en el manejo de la unidad.

“Un gran logro”

El Eco de Tandil dialogó con el responsable gremial, Luis Larsen, que el jueves siguió la sesión legislativa, acompañado por otros dos dirigentes, desde la barra en el recinto. Desde la organización acordaron con los concejales acudir únicamente un grupo reducido para “evitar presiones” a la hora de la votación, que finalmente fue rápida y en forma unánime.

El dirigente explicó que a partir de esta iniciativa “cuando el titular de una licencia presenta un trabajador al Municipio deberá hacerse con el alta temprana. Todos los trabajadores que tenemos pasan a ser blanqueados y los futuros, cuando el titular de la licencia inicie el trámite, deberá hacerlo con el blanqueo de su trabajador”.

Comenzado el proceso, el responsable de la licencia tendrá un plazo de 60 días como máximo para hacer efectiva la presentación del documento de su chofer. En caso contrario, se aplicará una sanción mediante el retiro de la licencia habilitante.

A la hora de evaluar el cambio en la normativa, Luis Larsen aseguró que este hecho significa que “damos por terminados 25 años de explotación de los trabajadores”.

A partir de la aprobación de la ordenanza “pasamos a ser una actividad como cualquier otra de las registradas en el país. Si contrata un trabajador, tiene que estar en blanco, no hay otra opción. Es un gran logro”.

“Cómplices del trabajo no registrado”

En otro pasaje de la entrevista con este Diario, el secretario general de Sipetax repasó las gestiones iniciadas en pos de cumplir con el objetivo planteado, que también transitó por el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Nación con inspecciones tendientes a detectar el trabajo en negro.

“Desde hace tiempo venimos peleando y exigiendo al Municipio que intervenga en este tema”, reseñó el dirigente.

Entre sus argumentos, expuso que resultaba “inaceptable” que los titulares de las licencias declararan a un trabajador en negro “y aceptarlo como si nada. El Municipio estaba siendo cómplice del trabajo no registrado”.

En ese camino, de tanto insistir, las partes encausaron la discusión. “Entregamos una propuesta sobre cómo tenía que ser, el Municipio dio su postura y así surgió esta modificación como para terminar con el trabajo en negro en la actividad”, enfatizó Luis Larsen.

“Nos costó tres años de lucha, de sacrificio, el despido de compañeros que reclamaban por su derecho de tener un recibo de sueldo y una obra social”, evaluó, y aseguró que hasta cumplir con la modificatoria que puso fin “a este abuso, hemos perdido un total del 60 compañeros que tuvieron que migrar hacia otras actividades”.

Una vez que el proyecto ingresó al recinto, su tratamiento se demoró dos sesiones. La postergación despertó el descontento del titular de Sipetax, que realizó fuertes declaraciones contra el Ejecutivo.

En esa oportunidad, Larsen había dicho que frente a ese panorama “la modificación queda sin efecto y tiraron por tierra el compromiso que habían asumido; esto quiere decir que el Intendente nos mintió descaradamente y lo único que hizo fue dilatarnos en el tiempo”.

Pidió disculpas por el exabrupto, el cual estuvo motivado por su “pasión por defender a los trabajadores”, según expresó.

Cumplido ese capítulo en la discusión, finalmente quedó aprobado el texto de la ordenanza con los cambios incorporados al servicio.

Comentá la nota