Desde el SOIP piden conocer el diagnóstico de Economía sobre la situación de la pesca local

La secretaria general del gremio dijo que si el gobierno ayudara al sector también debería garantizar el "trabajo digno y registrado". Sostuvo que hace dos años la producción está estancada y aceptó que es necesario que haya medidas para su reactivación, aunque se mostró escéptica.

La secretaria general del Sindicado de Obreros de la Industria del Pescado, Cristina Ledesma, reclamó ayer que el Ministerio de Economía de la Nación comparta con los trabajadores las conclusiones a las que arribó tras haber analizado cuál es la situación económica y financiera en las que se encuentran las empresas del sector y pidió que en el caso de que sean adoptadas medidas tendientes a fomentar la actividad, estas contemplen la necesidad de "garantizar el trabajo digno y registrado". La dirigente gremial se refirió así al estudio iniciado hace varias semanas por el gobierno nacional acerca de la compleja problemática que afecta al sector y que provoca, según denuncian los empresarios, que la actividad carezca de rentabilidad e inversiones y sufra una caída en los niveles de empleo.

Según Ledesma, la producción en tierra "se mantiene estancada desde hace unos dos años" a causa de la escasez de materia prima debido a que los altos costos desalientan las tareas de captura, procesamiento y comercialización. Si bien las estadísticas oficiales muestran que durante los últimos años las exportaciones pesqueras crecieron tenuemente tanto en volumen como en facturación, paradójicamente la ganancia de las empresas disminuyó.

Por esa razón meses atrás las cámaras volvieron a plantear su preocupación ante las autoridades nacionales, reclamando la aplicación de medidas que reviertan esta situación. En una reunión con el ministro de Economía, Axel Kicillof, pidieron la eliminación de derechos de exportación, correcciones en el tipo de cambio y mayor agilidad por parte del Estado para la devolución de impuestos.

Como respuesta el ministro dispuso que un equipo técnico trabajara durante varios días en Mar del Plata y elaborara un diagnóstico en base a la documentación aportada por las empresas. Según indicó esta semana el secretario de Desarrollo Productivo de la comuna, Mariano Pérez Rojas, ese informe ya fue concluido y está en manos de Kicillof, de quien se espera alguna decisión. Ayer Ledesma dijo "no tener demasiadas expectativas al respecto" debido a que "hasta los mismos empresarios descreen que el gobierno esté en condiciones de hacer algún aporte". La sindicalista evitó opinar sobre el contenido de las medidas reclamadas por las cámaras, aunque dijo que "los gremios apoyan cualquier iniciativa que ayude a generar trabajo". En este sentido señaló que "más allá de las diferencias que existan con la patronal, lo más importante es que los empresarios puedan operar para darle trabajo digno a la gente".

La descripción hecha por los empresarios sobre sus problemas se asemeja bastante a la que desde hace tiempo realizan los actores de otras economías regionales, como por ejemplo los productores de cítricos, vinos o frutas. Esta semana Pérez Rojas marcó la necesidad de que el Ministerio de Economía brinde pronto algún tipo de respuesta debido al tiempo transcurrido desde que se realizaron los últimos planteos y a que, ciertos hechos internacionales como las devaluaciones de China y Brasil, están sumando nuevas complicaciones para la pesca. Ayer Ledesma comentó que "si han venido economistas a analizar cuál es la situación de la actividad sería muy importante que compartieran sus conclusiones con los trabajadores" para que así "todo el mundo conozca la dimensión de esta crisis". "Estamos acostumbrados a que los empresarios se quejen todo el tiempo y por eso queremos saber qué hay de cierto en lo que dicen para que, si se llegara a haber alguna medida, también se exija que ese beneficio contemple la obligación de las empresas de dar trabajo digno y registrado", subrayó. El escepticismo sobre la posibilidad de que el gobierno auxilie al sector también se advierte en otros gremios, como por ejemplo en el Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape), cuyo titular, Pablo Trueba, criticó la manera en la que está siendo tratada la problemática. De hecho calificó como una "tomada de pelo" haber requerido la realización de un informe para analizar el estado del sector, lo que consideró como una señal de que el actual gobierno nacional no hará nada para cambiar la situación.

"Lo que no se hizo en años no se va a hacer meses antes de que termine un gobierno. La gente está en un estado de supervivencia hasta que haya un nuevo gobierno", indicó.

Registración en dos empresas

La secretaria general del SOIP, Cristina Ledesma, anunció ayer la firma de dos acuerdos por los cuales las empresas Moscuzza y Mattera aceptaron registrar dentro de su planta de personal a unos 160 trabajadores que desde hacía tiempo se desempeñaban en cooperativas vinculadas a estas dos firmas. "Es una muy buena noticia en medio de tantas pálidas", sostuvo la sindicalista, precisando que en los dos casos ya se encuentra iniciado el proceso legar para cumplir con los compromisos. "En el caso de Mattera habrá 60 trabajadores que serán registrados en octubre y en el de Moscuzza otros 100, cuya situación preveíamos regularizar este mes, pero no fue posible a causa de la existencia de grandes deudas con el monotributo", explicó.

Coment� la nota