Desde el SUTE dicen que "el Gobierno dilata y pone en peligro el inicio de clases"

Desde el SUTE dicen que "el Gobierno dilata y pone en peligro el inicio de clases"
El secretario general del gremio docente aseguró que hay molestia por el nulo avance que registran las negociaciones después de dos reuniones con los representantes del Ejecutivo provincial.

A pesar de que el SUTE tuvo una segunda reunión con los representantes del Gobierno provincial, no se avanzó demasiado en una paritaria que es clave para el inicio del ciclo lectivo 2014. En el encuentro del lunes el Ejecutivo, entre otros puntos, señaló que pagará la deuda que tiene con el gremio docente, pero no conformó a los dirigentes, porque no hubo claridad en cuanto a la forma en que se

realizará la cancelación.

Adrián Mateluna, secretario general del SUTE, manifestó: “Estamos muy disconformes con las reuniones. El Gobierno intentó dilatar más que traer propuestas. Concretamente, sobre el inicio del 5 de marzo, dijeron que van a esperar la resolución del Consejo Federal de Educación, por lo tanto, al día de hoy no tenemos respuesta”.

Desde el gremio pidieron posponer el inicio del ciclo lectivo para el 5 de marzo, pero no hay una respuesta oficial y se mantiene el 26 de

febrero como fecha de inicio de clases, a pesar de que no se han logrado avances reales en las conversaciones.

Para los docentes, esperar a una resolución del Consejo Federal y la DGE es demostrar que no hay claridad desde la contraparte respecto de las propuestas ni el camino que debe seguir la paritaria.

Aunque en la reunión Andrés Cazabán, representante del Gobierno, anunció que se pagará la deuda que se tiene con los maestros, para Mateluna no sirve que se haga el anuncio si no se especifica el tiempo y la forma en que se hará efectivo el pago. “El inicio del pago retroactivo dicen que lo van a hacer con los haberes de este mes, nosotros lo que les decimos es que para cumplir con la paritaria esto debe cumplirse al mes de setiembre. Ellos dicen que tienen claro eso, pero no llevan a la mesa cómo lo van a hacer. Ya tienen una deuda importante, de once meses, pero no dicen si van a pagar los once meses en una sola cuota, tres cuotas por mes, no llevan claridad. Nosotros les transmitimos que necesitamos claridad”, indicó el dirigente.

Sin nada a la vista

Lo que más molesta al gremio es que, de acuerdo con su visión, no hay una propuesta sobre la mesa, sino que el Gobierno sólo escucha sin dar soluciones o ideas concretas. Al respecto, el secretario general del

SUTE argumentó: “Queremos que la paritaria tenga el valor que tiene que tener, que es la discusión con los trabajadores. Ellos dijeron que a la mesa paritaria del lunes iban a llevar respuestas, pero la realidad es que es lo mismo que dijeron la semana pasada. Entonces, nosotros denunciamos a un gobierno que dilata y pone en peligro el inicio de clases”.

Según Mateluna, el Gobierno tiene que tener una posición en una paritaria, porque de esa forma se logran los avances necesarios. Señaló, además, que ya están analizando con todo el gremio comenzar a tener reuniones que permitan determinar las medidas a seguir en caso de que no se avance en la mesa de la Subsecretaría de Trabajo. Sin embargo, el dirigente aclaró que de haber cualquier manifestación, la idea siempre es estar “sentados” en la paritaria.

Respecto de la posibilidad de crear una comisión mixta para resolver el problema salarial, desde el SUTE no lo consideran como una opción válida, mientras desde el Gobierno no se fije una posición en esta paritaria docente.

Los docentes piden un sueldo para los maestros que recién empiezan de 5.000 pesos y 4.300 para los celadores. Este sería sólo un monto fijo, pero no para cerrar la paritaria, la cual quieren mantener abierta para sentarse nuevamente a negociar a mitad del 2014.

Con ese panorama, y considerando que el SUTE mantiene como fechas para sus asambleas el 20 y 21 de febrero, es altamente probable que el inicio del año lectivo cambie sus fechas, ya sea por una decisión que llegue desde el Ejecutivo provincial o por medidas de presión desde el sindicato, en caso de no llegar a esa fecha con una propuesta que consideren satisfactoria. Hasta ahora, el tema salarial ni siquiera ha pasado por la mesa de negociación.

Comentá la nota