Desembarca en La Pampa el operativo de evaluación que resisten los gremios

Desembarca en La Pampa el operativo de evaluación que resisten los gremios

La subsecretaria de Evaluación Educativa, Elena Duro, se reunirá este jueves en Santa Rosa con la ministra María Cristina Garello. Ratificó la realización del "Aprender 2016" y trató de minimizar los reparos de los gremios docentes. 

"No tiene ningún carácter punitivo ni sancionatorio", sostuvo en una entrevista con El Diario.

La subsecretaria de Evaluación Educativa, Elena Duro, llegará a Santa Rosa este jueves para reunirse con la ministra de Educación, María Cristina Garello, en el marco de la coordinación para la realización del operativo de evaluación "Aprender 2016". "No tienen ningún carácter punitivo ni sancionatorio", afirmó.

Los principales gremios docentes resisten la evaluación y demandaron la suspensión del Operativo “Aprender 2016”. La UTELPA sostuvo que se hace con la intención de “denigrar” a los docentes.

La funcionaria nacional que llegará este jueves a la provincia ratificó la realización del operativo el próximo 18 y 19 de octubre, en el cual se evaluarán estudiantes de primaria y secundaria en las áreas de Lengua y Matemática. Los alumno del último año del secundario serán evaluados además en la áreas de Ciencias Sociales y Naturales.

Duro indicó que este año participarán del operativo 1,4 millón de estudiantes de 31.300 escuelas de todo el país.En La Pampa, se evaluarán 13 mil estudiantes de 332 establecimientos primarios y secundarios. Dijo que se realizará en los 24 distritos con colaboración de las carteras educativas provinciales.

La funcionaria participará de reuniones con Garello y su equipo para ultimar los detalles del operativo. Explicó que ese tipo de encuentros se vienen haciendo en otros puntos del país.

“Le queremos dar una concepción de aprendizaje a la evaluación. Es una instancia más de aprendizaje. Un dispositivo nacional que busca reatroalimentar al sistema, con información confiable y válida, la vamos a difundir en forma amigable y pertinente respetando el anonimato de los estudiantes y que no se identifiquen los establecimientos educativos”, explicó.

Duro trató de contrarrestar parte de las críticas que apuntan a la falta de participación en el operativo. Señaló que este año participarán de la evaluación los directores de los colegios y docentes de escuelas cercanas estarán a cargo de tomarle las pruebas a los alumnos. “En años precedentes venía gente por fuera del sistema, jubilados docentes, gente que no pertenecía a la escuela, para aplicar la prueba. Este compromiso de la comunidad también tiene que estar acompañado por las familias”, acotó.

Respecto a los cuestionamientos de los gremios docentes, aludió a que “en realidad muchas veces surge de temores”. “Dialogo con todos los gremios evacuando las dudas que puedan llegar a tener. Es claro lo que dice la ley respecto a la evaluación. Obviamente no tiene ningún carácter punitivo ni sancionatorio. Muy por el contrario se llama así porque consideramos que es una instancia más de aprendizaje”, aclaró.

Por otra parte, señalo que las “pruebas estandarizadas no tienen el contexto, cosa que es cierto. Pero es la única modalidad para evaluar un sistema. No es la mejor, pero es la única que existe a nivel global. Pero lo que hicimos es acompañarla con un cuestionamiento complementario de contexto. Los estudiantes podrán informar sobre las características de la escuela, la cuestión de la tecnología y cuestiones que tienen que ver con como siente los chicos a la escuela. Esto enriquece mucho la evaluación que, siempre, es un recorte de una realidad más compleja”.

La funcionaria nacional recordó que la última evaluación fue el Operativo Nacional de Evaluación de 2013, cuyos datos están a disposición de la sociedad, colgados en la web.

Manifestó que hay cambios respecto a aquel operativo. “Se enriqueció mucho el cuestionario de factores asociados, sabiendo que es muy importante obtener información del contexto. Otro cambio es la participación de docentes y directivos. No fue una decisión arbitraria”, indicó.

Además señaló que “no es una varita mágica” la evaluación “ni la panacea del éxito”, aunque “podría ser una herramienta muy potente si la tomamos de manera constructiva y si seguimos profundizando temas en línea con las universidades nacionales. Hay que profundizar muchos temas para mejorar la educación en base a estos dispositivos”.

“Este tipo de evaluaciones es la puerta de entrada para acceder a otros aprendizajes. Hay que dejar de pensar tanto en ránkings y pensar más en profundizar la información que nos está dando el dispositivo”, concluyó.

Coment� la nota