Designación a dedo en el STJ: "Seguimos con hijos y entenados", dice el gremio

Designación a dedo en el STJ: "Seguimos con hijos y entenados", dice el gremio
El Sindicato de Trabajadores Juidicales bregó “por poner freno a estas arbitrariedades y por la defensa irrestricta e igualitaria de los derechos de todos y todas los trabajadores y trabajadoras judiciales sin distinción y sin favoritismos de ninguna índole”.

El Sindicato de Trabajadores Judiciales repudió la designación “a dedo” de un prosecretario en la Secretaría de Legales del Superior Tribunal de Justicia. En una nota que envió la comisión directiva al organismo, el gremio pidió “poner freno a estas arbitrariedades”.

El Diario había anticipado esta semana el malestar reinante por el nombramiento del joven abogado Matías Urra en ese área. El año pasado había participado del concurso que quedó desierto. Y ahora fue designado directamente por una resolución que firmó el presidente del STJ, Tomás Mustapich, y el Secretario de Legales, Ignacio Di Nápoli.

“Una vez más, lamentamos tener que asistir a este tipo de prácticas, "designaciones a dedo" por parte de las máximas autoridades del Superior Tribunal de Justicia de La Pampa. Bregamos por la transparencia y equidad de los concursos de Ingresos y Ascensos, tal como quedó plasmado en las innumerables notas y reuniones mantenidas con los Ministros de ese Cuerpo. Sin lugar a dudas, esas consideraciones han caído en saco roto: seguimos teniendo hijos y entenados en el Poder Judicial pampeano”, señaló en un comunicado el gremio que encabeza Ceferino Riela.

“Esta organización no pretende que los cargos los reciba el trabajador de mayor antigüedad, ni condena la juventud o el tener un título universitario; antes bien, nuestra organización trabaja con fuerza para que se realicen concursos de antecedentes y oposición legítimos, que garanticen la igualdad de todos y todas las y los trabajadores judiciales a la hora de acceder a los puestos de trabajo”, aclaró el sindicato.

El gremio consideró que “designar un Prosecretario o cualquier otro cargo sin concurso cuando en el resto de las trincheras -Juzgados, Defensorías, Cámaras, Asesoría de Menores, etc- se vive una procesión para obtener una categoría; o bien, empujar a los aspirantes a enfrentarse con los propios compañeros -a sabiendas de los resquemores que eso trae aparejado-, implica una enorme falta de respeto, no solo a la carrera judicial sino también a quienes a diario están al servicio de la administración de justicia. Sin embargo, a la luz de los acontecimientos se puede comprobar que poseer el toque de la “varita mágica” y pertenecer al Superior Tribunal de Justicia, al abrigo de los jefes de turno, trae sus beneficios”.

El SiTraJ “que representa a todos los y las compañeros y compañeras judiciales de la provincia, lamenta que, en un momento en que los funcionarios judiciales están bajo la lupa de la sociedad por los hechos de público conocimiento (porque son ellos y no la Justicia la que se encuentra cuestionada) tengan comportamientos que de ningún modo hablan de la democratización del Poder Judicial, como afirmó oportuna y públicamente el presidente del STJ, Tomás Mustapich”.

“La discrecionalidad demostrada en las designaciones de sus Operadores al designar a sus operadores por parte de quienes representan la toma de decisiones “justas” en la Provincia, no es más que otra muestra del modo en que funciona la Justicia en todas sus áreas”, señaló.

En este sentido, el SiTraJ bregó “por poner freno a estas arbitrariedades y por la defensa irrestricta e igualitaria de los derechos de todos y todas los trabajadores y trabajadoras judiciales sin distinción y sin favoritismos de ninguna índole”.

Comentá la nota