Desocupados esperan la reactivación de las obras

Desocupados esperan la reactivación de las obras

Para la Uocra, solo en San Martín hay 600 obreros que no tienen trabajo.

El gremio denunció el empleo en negro en construcciones privadas.

El parate casi total de la obra pública y las suspensiones por falta de recursos, suma angustia y preocupación en el norte provincial. Es mínima la cantidad de construcciones en ejecución con fondos provinciales, nacionales y el remanente de trabajos que dejó el Fondo de Reparación Histórica.

Vicente Saavedra, delegado de la Uocra en el departamento San Martín, puso el acento en "la preocupación de los trabajadores, ya que solo los que están afiliados a este gremio son más de 600 y esperan con ansias el comienzo de alguna obra.

A eso debemos sumarle que hay una contratista a la que la Provincia le adeuda millones de pesos y que hasta el momento no tiene los recursos para abonar el aguinaldo. Estamos rogando que puedan juntar el dinero para pagar la quincena de los obreros que construyen las 100 viviendas del paraje Cuña Muerta y para las otras 104 casas del plan Procrear, ubicadas al costado de la interurbana entre Mosconi y Tartagal. Son alrededor de 300 compañeros en total. Pero es inaudita la informalidad y la falta de compromiso con la gente que trabaja".

Obras mínimas o paradas

Para el dirigente sindical, es muy complicado seguir en la incertidumbre. "Son proyectos que se iniciaron en el 2013 porque no tenemos ninguna obra, ni siquiera del año pasado", aseguró.

En relación con las que correspondían al Fondo de Reparación Histórica, Saavedra explicó: "La única que está en ejecución es el tramo final de la ruta provincial 54, ubicado entre Santa Victoria Este y Santa María, donde están trabajando unos 60 obreros construyendo una alcantarilla. Apenas finalizada, también van a quedar sin empleo".

Remarcó que en Morillo hay dos obras, una en el hospital de la localidad que tenía un presupuesto de $7 millones del Fondo de Reparación Histórica, pero quedó abandonada. "La empresa constructora Ingeniero Banetta la dejó en marzo con el argumento de que desde la provincia no le pagan las certificaciones. Allí también está la ampliación de la escuela Agrotécnica, prevista con fondos provinciales, pero solo tenemos trabajando a 20 compañeros. No hay ninguna otra obra", remarcó.

Unos 300 obreros esperan que les paguen las quincenas y el aguinaldo por las 100 viviendas en Cuña Muerta y las 104 del plan Procrear, que se construyen al costado de la interurbana entre Tartagal y Mosconi.

En el caso de Mosconi, el gremialista remarcó que se ejecuta con fondos nacionales la obra de la escuela técnica. "Allí trabajan unos 50 obreros, pero no hay más nada en relación a la construcción", señaló.

Con esos datos, Saavedra estimó: "Desde Embarcación hasta Salvador Mazza tenemos unos 600 trabajadores de la Uocra esperando por horas que aparezca algún proyecto. Se nos hace difícil precisar cuántos son los desocupados de la construcción en el departamento Rivadavia, pero solo sabemos que hay una gran necesidad de trabajo en toda esa zona".

Supermercados

Saavedra agregó una preocupación más: "En estos últimos tiempos estamos preocupados por la inacción de la Dirección de Trabajo provincial que no hace nada para evitar que los desocupados de la construcción sean contratados en negro, con jornales que son la mitad de lo que establece el convenio colectivo de trabajo y que están trabajando en la construcción de supermercados chinos sin ningún tipo de cobertura médica ni social. Las obras están a cargo de algunas subcontratistas y cuando vamos a ver la situación de los trabajadores salen los empresarios chinos, que supuestamente no entienden el idioma, y solo nos señalan al subcontratista como el único responsable".

Precisó además: "Estos supermercados se están construyendo en Embarcación, Mosconi, Tartagal, Aguaray y Salvador Mazza. Nos parece excelente que hagan obras y haya trabajo, pero es inadmisible que abusen de la necesidad de los trabajadores que tienen que tomar un trabajo en negro, por menos de la mitad de los sueldos y sin ningún tipo de cobertura. La construcción es un trabajo de riesgo, por lo que si se produce un accidente seguramente los dejarán en el hospital público para que el Estado se haga cargo de una responsabilidad que es de esos empresarios. Nuestro pedido es que la Dirección de Trabajo haga las inspecciones y que exija el cumplimiento de las leyes laborales, porque es la única herramienta que tenemos".

Comentá la nota