28 despedidos de “la Coca” serán reincorporados

De un total de 65 despedidos de la empresa multinacional asentada en Catamarca, el gremio de SUTIAGA logró la reincorporación de 28 de ellos, por lo que levantaron el piquete que se llevaba a cabo desde el domingo en los portones de acceso de la fábrica.

Finalmente, los empelados despedidos de la empresa Salta Refrescos levantaron las medidas de fuerza este miércoles por la tarde luego de que el gremio que los representa llegara a un acuerdo con empresarios de la firma por el que se reincorporará a la firma a 28 trabajadores que habían recibido el telegrama de despido durante el pasado fin de semana. Pero la empresa puso sus condiciones, 12 de los reincorporados continuarán desempeñando tareas en Catamarca, pero los 16 empelados restantes deberán trasladarse a cumplir funciones en las plantas de Salta y Tucumán. Asimismo la empresa también puso como condicionante ser quien decida sobre los nombres quienes serán los 28 beneficiarios del logro sindical.

Los despedidos

Asimismo, se conoció que los 37 empelados que quedarán oficialmente despedidos recibirán el total de la indemnización que les corresponde por ley además de una cifra igual a la de un mes trabajado, con el compromiso de parte de la firma de continuar las conversaciones para tratar de insertar a los operarios en otras actividades relacionadas con la misma empresa.

Cabe destacar que desde el gremio de SUTIAGA se reconoció que sindicalmente estaban prácticamente imposibilitados de pedir o hacer nada ya que el accionar de la empresa estaba dentro de los marcos de la legalidad que exigen las leyes de trabajo.

Acciones del gobierno

De igual manera, desde el Ministerio de Producción se conoció que la cartera mantuvo conversaciones con la empresa desde el mes de abril, pero no se dio a conocer para evitar crear falsas expectativas, aunque la decisión empresarial no tenía nada que ver con la rentabilidad, la producción, la calidad o con conflictos, ya quelas herramientas que el estado provincial o nacional le podían ofrecer no eran operativas, dado que la decisión sobre relocalizar la embotelladora en Tucumán tenía que ver con un enfoque económico de la empresa.

Luego del acuerdo, la calma volvió a planta, que recién este jueves reinició sus actividades con los empleados efectivos que cumplieron el horario habitual en sus puestos de trabajo pero a puertas cerradas y sin llevar a cabo ninguna tarea.

Comentá la nota