Después del fin de semana largo, se recalentarán las paritarias

Después del fin de semana largo, se recalentarán las paritarias

Habrá dos días sin bancos por protestas. El conflicto con los aceiteros ya lleva veinte jornadas. Insisten con el techo del 27%.

El tope del Gobierno a los aumentos de sueldo y los reclamos por el impuesto a las ganancias volverán a marcar la discusión paritaria de esta semana.

El martes y el miércoles los bancarios pararán por un reclamo de aumento salarial del 33% que además incluye el pedido para que las empresas se hagan cargo de compensar el descuento del impuesto a las ganancias, algo que sólo dos bancos aplican: el Ciudad y el Provincia. El Banco Nación, con la mayor cantidad de empleados del sistema, es el principal opositor al pedido de La Bancaria.

Del otro lado, el paro aceitero no sólo se mantiene sino que promete recrudecerse desde que el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, bloqueó el acuerdo por el 36% que alcanzaron el viernes el gremio y las cámaras aceiteras. A la imagen de los barcos parados que no cargan aceite se suma así una foto indeseada en un año electoral: la de desabastecimiento en las góndolas.

Según trascendió, el Gobierno les reclamó a los supermercados que no haya faltantes de aceite en las góndolas y las cadenas empezaron con el racionamiento. Así, los carteles que advierten que no se venderán más de dos unidades por persona empezaron a aparecer en las grandes superficies de venta.

Reunificación. Las CGT opositoras convocaron a un paro para el 9 de junio, mientras que camioneros anunció uno sectorial para el 4 del próximo mes. Los gremios de transporte, que verán su paritaria vencida a fin de este mes, ya anunciaron que se sumarán a la propuesta de paro general de la CGT, que vio cómo el Gobierno metió la cola esta semana no sólo en las subas sino en sus intentos de reunificarse con la CGT que dirige Antonio Caló.

El jefe de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, ratificó la medida de fuerza del 9 de junio junto a las centrales opositoras CGT Azopardo y CTA Autónoma, en reclamo de la modificación de la escala del impuesto a las ganancias. También cuestionó a los gremios enrolados en la CGT oficial que firmaron aumentos salariales “a la baja de la inflación”.

Comentá la nota